Urbano y Contemporáneo

Reino Unido 5. Francia 3. Polonia 0. Israel 0. Turquía 0. Georgia 2. Australia 0. Bulgaria 0. Bielorrusia 1. Rumanía 0. España 1. Lituania 0. Países Bajos 1. Alemania 9. Chequia 0. Canadá 0. Hungría 2. Portugal 1. Serbia 0. Eslovaquia 3. Bélgica 0. Letonia 1. México 4. Kazajistán 0. Brasil 0.

Dinamarca 2. Azerbaiyán 3. Suecia 1. Armenia 0. Bosnia y Herzegovina 1. Argentina 0. Croacia 1. Suiza 0. Chipre 1. Irán 1. Taiwán 3. Indonesia 0. Uzbekistán 0. Grecia 3. Moldavia 0. Ghana 0. Emiratos Árabes Unidos 0.

Finlandia 0. Líbano 4. Mostrar más De gran tamaño. Borrar todo Ver resultados. Paisaje urbano Arte moderno Borrar todo. Arte Contemporáneo del Paisaje Urbano El paisaje urbano de arte contemporáneo captura la energía vibrante y la esencia de la vida urbana. Por defecto. Bajo el cielo de París.

Llevar a la fuerza. Tarde bajo el arco. Gótico y palomas. KIEV URBANO. Tierra de agua. Paisaje geométrico. Ciudad amarilla. Schloss Neuschwanstein. Una noche en la ópera. En el silencio de los viejos puentes. Amor y lluvia: Deja Vu. Colores de Burano-Elfo. Sin nombre. Basílica del Sacre Coeur, París.

Reflejo de Venecia - Elfo. Reunión de Vladimirskaya. Calle Shevchenko: corazón de Ivano-Frankivsk. Puente sobre el elfo de aguas tranquilas.

Guía de Arte Urbano Contemporáneo Si está interesado en explorar el arte contemporáneo urbano, aquí hay algunos puntos clave que debe considerar: Estilos artísticos: el arte contemporáneo urbano abarca una variedad de estilos, desde representaciones realistas y detalladas hasta interpretaciones abstractas e impresionistas.

Cada artista aporta una visión y una técnica únicas para capturar la esencia del paisaje urbano. Inspiración de la ciudad: los artistas se inspiran en ciudades de todo el mundo. Desde metrópolis icónicas como Nueva York, Londres y Tokio hasta paisajes urbanos menos conocidos, cada ciudad ofrece su propia identidad visual y potencial artístico.

Exploración de perspectivas: el arte del paisaje urbano permite a los artistas retratar diversas perspectivas y narrativas. Algunos se centran en la belleza arquitectónica y los patrones geométricos, mientras que otros destacan la presencia humana, la diversidad cultural y la dinámica social dentro del entorno urbano.

Juego de luces y sombras: la luz y la sombra juegan un papel crucial en el arte urbano, creando profundidad, contraste y atmósfera. Los artistas capturan hábilmente la interacción de la luz del sol, las farolas y los reflejos, agregando una sensación de drama y estado de ánimo a sus composiciones.

Energía urbana: el arte urbano contemporáneo a menudo tiene como objetivo transmitir la energía, el ritmo y el movimiento de la vida urbana. Los artistas pueden representar calles bulliciosas, mercados bulliciosos o el murmullo de la vida nocturna, capturando la esencia dinámica de las ciudades.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

La cohesión social es lo que realmente une una ciudad. Los seres humanos necesitan establecer vínculos y esta interacción solo se puede lograr cuando se dan las condiciones espaciales necesarias dentro del tejido urbano.

Las personas, en definitiva, son las que personalizan el espacio público, su libertad de expresión es la que sin duda genera el dinamismo y la microeconomía de las relaciones humanas.

Esta unidad colectiva de pequeña escala es la que constituye la economía de un centro urbano. Densidad El sueño americano de poseer una residencia unifamiliar ha sido un modelo sobre el que se han basado numerosas ciudades en todo el mundo.

Este modelo urbano no solo es insostenible en cuanto a recursos y la cantidad de suelo que requiere, sino que también fomenta situaciones de aislamiento y privacidad extrema. El tejido social en una ciudad es un caldo de cultivo que precisa de un entorno urbano compacto.

La diversidad de espacios comerciales , residenciales y de uso mixto deben estar mezclada con zonas públicas en una proporción adecuada.

Una excelente plaza o un exuberante pulmón verde es suficiente para nutrir el aspecto socio ambiental de la ciudad. Orientación y escala Los hitos arquitectónicos sin duda funcionan como señales de orientación. Sin embargo, además de edificios icónicos reconocibles en la distancia, la ciudad debe contar con una proporción a escala humana que permita una navegación a diferentes velocidades y no solo sucumbir exclusivamente a las vías para vehículos en movimiento.

La diversidad urbana requiere ciudades transitables. Los centros urbanos no solo deben ser amables con las personas, sino que también inducir a prácticas saludables para los residentes en conexión con el medioambiente. Carácter La cultura local que se integra y enraíza en un núcleo urbano hace que una ciudad sea única.

Paradójicamente, los centros urbanos con altas tasas de turismo corren peligro de perder ese carácter, a menudo atribuido a esta composición distintiva de un contexto local reconocible junto con otros factores como el clima, la historia, la arquitectura y tradiciones sociales de sus residentes.

Estos entre otros elementos nos ayudan a entender por qué ciertas ciudades poseen un cierto magnetismo o han perdido su atractivo. El carácter urbano es una mezcla heterogénea de aspectos socioeconómicos, ambientales y políticos.

A menudo, las ciudades más atractivas y que consiguen un equilibrio son aquellas que promueven la diversidad urbana. La actuación engloba una superficie de más de 3. Partiendo de un análisis territorial del municipio, en el proyecto se incluye tanto la ordenación de nuevos barrios como un plan especial para la regeneración del centro de la ciudad.

Este complejo destinado a la promoción de la música pop está localizado en torno al puerto de Kaohsiung y a través de su planteamiento formal constituye un original componente dentro del paisaje.

estudio noticias artículos claves del lenguaje contemporáneo urbano. gentrificación conservación sostenibilidad diversidad urbana.

I. DESCRIPCIÓN. El curso introduce al debate teórico sobre la práctica y evolución del diseño urbano como disciplina. A partir de la comprensión teórica de Hoy en día nos hallamos en lo que se puede considerar como la tercera fase de la revo- lución urbana. La primera fase corresponde al inédito crecimiento urbano ARTE URBANO CONTEMPORÁNEO. El confinamiento obligatorio nos ha llevado a reflexionar sobre el gran nivel de importancia que tiene en nuestra vida cotidiana la

Urbano y Contemporáneo - El urbanismo contemporáneo es mucho más que la simple planificación de espacios físicos. Se trata de abordar desafíos interconectados, desde la creciente I. DESCRIPCIÓN. El curso introduce al debate teórico sobre la práctica y evolución del diseño urbano como disciplina. A partir de la comprensión teórica de Hoy en día nos hallamos en lo que se puede considerar como la tercera fase de la revo- lución urbana. La primera fase corresponde al inédito crecimiento urbano ARTE URBANO CONTEMPORÁNEO. El confinamiento obligatorio nos ha llevado a reflexionar sobre el gran nivel de importancia que tiene en nuestra vida cotidiana la

Autor: Constantino Mawromatis Editor-compilador. Autor: Ernesto López Morales. de la U. de Chile. Se incorpora la macro escala urbana en el ejercicio proyectual, planteando la problemática de la ciudad desde múltiples enfoques e instando a los estudiantes a reflexionar críticamente sobre el desarrollo urbano contemporáneo.

Se finaliza la exposición con un capítulo de autoevaluación sobre el logro de los objetivos, y conductas logradas en los estudiantes. Inicio Publicaciones. Publicaciones recientes. Las otras geografías en Chile Autores: Enrique Aliste Andrés Núñez y Raúl Molina Compiladores Revista de Urbanismo Autor: Departamento de Urbanismo de la Universidad de Chile Le Corbusier y el Sur de América Autor: Maximiano Atria editor Revista Chilena de Diseño: Desde la utilidad a la emoción Autor: Simoné Malacchini editora Patrimonio oculto Autor: Varios autores ¿Hacia dónde va la vivienda en Chile?

Autores: Walter Imilan Jorge Larenas Gustavo Carrasco Sandra Rivera Cambios socioespaciales en ciudades latinoamericanas Autores: Yasna Contreras Thierry Lulle Óscar Figueroa Alameda de ida y vuelta Autor: Vólker Gutiérrez y Vicente José Cociña Nuevos habitantes del centro de Santiago Autor: Yasna Contreras Gatica Chile urbano hacia el siglo XXI.

Eliash Teoría y práctica del Diseño Urbano Autor: Editores Jorge Inzulza y Leonel Pérez Diseño Urbano y la ciudad contemporánea: una experiencia docente. Diseño Urbano y sus aproximaciones desde la forma Autores: Editores: J.

Aquí tenemos la ciudad de la tercera edad. Y es para esta ciudad que se deben presentar nuevos planteamientos teóricos, las estrategias de transformación. Actualmente, asociado a un conjunto de crisis económicas, institucionales e ideológicas, vemos cómo se ponen a discusión una serie de hechos que se daban por ciertos, y conceptos ya establecidos.

La arquitectura y el urbanismo, ciertamente, no han escapado a estas crisis de dudas, y los procedimientos ensayados progresivamente en las diferentes regiones del mundo destinados a controlar, orientar y dar forma al crecimiento de las ciudades son impugnados en cuanto a su naturaleza y eficacia.

Aun teniendo en cuenta la genialidad y el talento de Le Corbusier, las proposiciones del CIAM, la ambición de postular conceptos definitivos y universales para la construcción y la organización de la ciudad moderna, así como los resultados obtenidos, han resultado profundamente discutibles.

Habitar, circular, trabajar, es lo esencial, y sin embargo, insuficiente para constituir una ciudad. Se habla de un retorno a la ciudad, de un redescubrimiento de los valores de la ciudad. Pero, ¿cuáles son estos valores exactamente?

Lejos de haber encontrado una síntesis, las preguntas están todavía en el aire. Él prevé todo el desorden del momento actual como una posibilidad de afirmación, de construcción de nuevas estrategias.

Todos los ciudadanos sueñan con un tiempo feliz en la ciudad. Un tiempo que, independientemente de la edad, del autor, del personaje, se sitúa invariablemente en un periodo lejano de su existencia.

Los recuerdos adquieren una importancia fundamental y la nostalgia se impone como un hecho universal. Con frecuencia recordamos que los tiempos idos fueron mejores.

En términos urbanísticos, la realidad es a veces diferente. El crecimiento vertiginoso y caótico, simple producto de la casualidad y de la acumulación de elementos incoherentes y sin método, las dimensiones y la disposición a que han llegado las ciudades, las disfunciones de la vida urbana, la cantidad de gente, el fenómeno reciente de los embotellamientos, la instalación de gigantescas y modernas fábricas, como la Fiat de Lingotto – inaugurada en los años veinte en Turín y cuya extensión sobrepasa los metros por lado– en fin, todo lo que concierne al fenómeno metropolitano, ha colocado desde el comienzo de este siglo a los arquitectos, urbanistas y geógrafos ante cuestiones que comprenden no sólo el modo de vida y la dimensión ideal de las ciudades, sino también la viabilidad misma de las metrópolis en cuanto lugares de domicilio y producción de bienes y servicios.

Ante estos problemas, en las últimas décadas la idea de caos se ha extendido y ha estado siempre presente. Sin embargo, no sólo no se ha llegado al caos, sino que la idea misma se ha renovado constantemente, y entonces, una vez más, cada nueva generación puede canturrear la misma canción: "¡Ah, qué buenos los viejos tiempos!

La idea de ciudad-jardín estaba en el centro de las preocupaciones a principios del siglo. Los esquemas de Howard proporcionaban los sustratos teóricos para todo el desarrollo de la planificación urbana subsecuente; preconizaban una combinación entre las ventajas de una vida urbana intensa y sana con los placeres del campo.

El movimiento de ciudades-jardín y su ulterior desarrollo teórico, asociado a algunas experiencias concretas durante la primera mitad de este siglo, han dado como resultado un esfuerzo de contención del crecimiento urbano, así como el desarrollo de modelos que estipulan una dimensión ideal para la ciudad, una cintura verde para estructurar y delimitar el controno urbano, y el crecimiento controlado por la implementación de nuevos núcleos urbanos ciudades nuevas.

Esta idea no es reciente. Debemos a Leonardo da Vinci la primera formulación moderna en , destinada a reorganizar y sanear la ciudad de Milán después de la devastación, casi total, que sufriera a raíz de una peste. Da Vinci proponía la creación de asentamientos satélites de no más de 10 mil habitantes.

También proponía un diseño de vías de comunicación para el centro urbano, en varios niveles, reservando el nivel superior a la circulación de peatones y el inferior a la circulación de vehículos, mercancías, y a la eliminación de desechos. Durante los años cincuenta, el buró del arquitecto Mauricio Roberto presentó un proyecto similar, el de una ciudad como núcleo, para el concurso de Brasilia.

La idea de orden y vida urbana sana, sin embargo, no siempre ha estado asociada a un retorno al pasado, a la contención del crecimiento urbano o, inclusive, a un retorno al campo. Frente al caos y a todos los males que aflijían entonces a los habitantes de las grandes ciudades, Le Corbusier interpone su obsesión de limpieza, geometría y orden.

Su ciudad contemporánea se opone radicalmente a la ciudad tradicional. Portzamparc, en un texto publicado en el número 9 de la revista Óculum , define la ciudad tradicional, a la que nos referimos antes, como ciudad de la primera edad.

En contraposición con la ciudad tradicional, la ciudad contemporánea propuesta por Le Corbusier ha sido llamada la ciudad de la segunda edad.

Le Corbusier, a pesar del pequeño número de realizaciones –el Plan Director de Chandigarth y la ciudad-jardín de Pesac– fue un agitador cultural, y sus teorías, por lo tanto, han influido en todo el urbanismo de los decenios posteriores. A los islotes cerrados de la ciudad tradicional, él opone los islotes abiertos, grandes calles, inmuebles autónomos y aislados, separación de flujos sobre niveles distintos según los tipos de desplazamiento peatones, circulación local, etcétera.

Al principio, sus proposiciones de islotes abiertos en U conservan parcialmente la calle como corredor solamemente en la forma. Más tarde, sus proyectos abandonan completamente la relación con la calle.

La influncia más grande de sus teorías no consiste, por lo tanto, en la implementación de nuevas ciudades sino fundamentalmente en su idea del inmueble aislado y autónomo.

La Unidad Habitacional de Marsella , uno de los raros proyectos construidos, un inmueble aislado en el interior de un área, que no se puede afirmar que sea un islote, se convirtió en uno de los modelos de inmuebles urbanos más copiados en el mundo. Esta nueva tipología y su correspondiente relación inmueble-ciudad, rompen completamente la forma del urbanismo típico del siglo XIX.

Así, lo que en la ciudad de la Edad I tenía el sentido de calle, espacio público por excelencia, toma ahora el sentido de vía de circulación, de acceso.

Estas características de la Edad II han marcado significativamente la construcción del territorio urbanizado en los años cincuenta, sesenta y setenta. Sobre todo en las ciudades, en donde su expansión se hace por la construcción de conjuntos residenciales planificados y concebidos en el "estilo internacional".

Toda la discusión respecto al crecimiento y transformación de las ciudades, la planificación urbana y las propuestas de contención y redistribución equilibrada de la población sobre el territorio urbano y regional, desarrolladas durante la primera mitad de este siglo, incidirá de manera decisiva en la formulación del Plan del Gran Londres Coordinado por el arquitecto Patrick Abercrombie, este plan representó, según Munford, "el mejor documento aislado que haya surgido hasta ahora sobre la planificación, después del libro de Howard; en efecto, puede casi considerarse como la forma madura del organismo, del cual Garden Cities of Tomorrow había sido el embrión".

Además, el acta que daría viabilidad a la política de New Towns en Inglaterra, editado poco después , reposaba sobre una legislación urbanística que ha evolucionado siguiendo este mismo proceso de discusión, en donde la Town and Country Olanning Association ha jugado un papel fundamental.

Oponiéndose sistemáticamente a la creación de nuevos barrios populosos, esta asociación defendía la alternativa de que el crecimiento urbano se hiciera a partir de la creación de ciudades nuevas autónomas. Esta estrategia de contención del crecimiento y desconcentración urbana por medio de ciudades nuevas, fue más tarde seguida por varios países extranjeros en distintas metrópolis.

Primero en los países escandinavos, en Estocolmo y Helsinki, a principios de los años cincuenta. Después en Japón, en Tokio, contando también con un entorno verde rodeado de ciudades nuevas, según el modelo inglés. Ulteriormente también en Rusia, Francia, Estados Unidos y en muchos otros países.

Con un cierto desfase en el tiempo años setenta , estas políticas de contención han sido también adoptadas en Brasil con el programa de ciudades medias y de regiones metropolitanas. El ejemplo parisino es no sólo un ejemplo específico de contención urbana sino también una base de referencia del texto de Portzamparc.

Francia comenzó a preocuparse tardíamente por las grandes dimensiones del acelerado crecimiento metropolitano. Las primeras ciudades nuevas se propusieron apenas en , cuando esta forma de control del crecimiento metropolitano comenzaba ya a ser cuestionado y estaba en retroceso en otros países.

Los primeros esfuerzos realizados en la posguerra estuvieron canalizados a resolver el problema de la vivienda, a la reconstrucción y el mejoramiento de lo existente, sin que eso implicara proposiciones urbanísticas de mayor alcance. Para dar una idea de la profundidad de la crisis habitacional en la ciudad de París en , diremos que solamente 22 por ciento de las habitaciones estaban servidas por un sistema de aprovisionamiento de agua; 40 por ciento aproximadamente no tenía lavabo interno, y solamente 20 por ciento poseía baño con ducha.

Como una primera reacción a esta situación, la administración recurrió a un programa de reconstrucción de grandes conjuntos residenciales, pero sin poner mucha atención en su localización y en la calidad de los proyectos. En total, durante un periodo de 15 años, entre y , Francia construyó en todo su territorio más de cuatro millones de departamentos, sin contar algunos cientos de miles de viviendas individuales.

Hasta la escala de estos conjuntos era todavía de alrededor de unidades. Desde entonces, con la propuesta de las ZUP zonas de urbanización prioritaria , las dimensiones de estas nuevas masas urbanizadas han dado un salto.

Algunas de estas zonas han alcanzado dimensiones muy grandes, comparables con las ciudades nuevas implantadas en otros países. Jean-Pierre Le Dantec, en su libro Enfin l’Architecture , consagra a la descripción de esta situación todo un capítulo, cuyo título es a la vez claro y contundente: "Los treinta años negros de la arquitectura francesa".

Su evaluación de los resultados de la reconstrucción y de la expansión de los barrios populosos es demoledora. Puede incluir la revitalización de áreas industriales en desuso o la transformación de zonas degradadas en espacios habitables y vibrantes.

se centra en reducir el desperdicio y maximizar la reutilización y el reciclaje de recursos. En el urbanismo contemporáneo, esto implica el diseño de sistemas urbanos que minimicen la generación de residuos y promuevan la sostenibilidad. La sostenibilidad sigue siendo fundamental en el urbanismo contemporáneo, abarcando aspectos como la eficiencia energética en la construcción, la gestión de residuos, la conservación del agua y la promoción de energías renovables.

Este concepto implica un enfoque integrado para la movilidad, donde los usuarios pueden acceder a diferentes modos de transporte como automóviles compartidos, bicicletas y transporte público a través de una plataforma unificada. EL LIBRO VERDE DEL URBANISMO. ECONOMÍA CIRCULAR:. This article is from:.

Urbano y Contemporáneo - El urbanismo contemporáneo es mucho más que la simple planificación de espacios físicos. Se trata de abordar desafíos interconectados, desde la creciente I. DESCRIPCIÓN. El curso introduce al debate teórico sobre la práctica y evolución del diseño urbano como disciplina. A partir de la comprensión teórica de Hoy en día nos hallamos en lo que se puede considerar como la tercera fase de la revo- lución urbana. La primera fase corresponde al inédito crecimiento urbano ARTE URBANO CONTEMPORÁNEO. El confinamiento obligatorio nos ha llevado a reflexionar sobre el gran nivel de importancia que tiene en nuestra vida cotidiana la

Inzulza; Antonio Zumelzu Andrés Horn Leonel Pérez. Autor: Constantino Mawromatis Editor-compilador. Autor: Ernesto López Morales. de la U. de Chile. Se incorpora la macro escala urbana en el ejercicio proyectual, planteando la problemática de la ciudad desde múltiples enfoques e instando a los estudiantes a reflexionar críticamente sobre el desarrollo urbano contemporáneo.

Se finaliza la exposición con un capítulo de autoevaluación sobre el logro de los objetivos, y conductas logradas en los estudiantes. Inicio Publicaciones. Publicaciones recientes. Las otras geografías en Chile Autores: Enrique Aliste Andrés Núñez y Raúl Molina Compiladores Revista de Urbanismo Autor: Departamento de Urbanismo de la Universidad de Chile Le Corbusier y el Sur de América Autor: Maximiano Atria editor Revista Chilena de Diseño: Desde la utilidad a la emoción Autor: Simoné Malacchini editora Patrimonio oculto Autor: Varios autores ¿Hacia dónde va la vivienda en Chile?

Autores: Walter Imilan Jorge Larenas Gustavo Carrasco Sandra Rivera Cambios socioespaciales en ciudades latinoamericanas Autores: Yasna Contreras Thierry Lulle Óscar Figueroa Alameda de ida y vuelta Autor: Vólker Gutiérrez y Vicente José Cociña Nuevos habitantes del centro de Santiago Autor: Yasna Contreras Gatica Chile urbano hacia el siglo XXI.

Eliash Teoría y práctica del Diseño Urbano Autor: Editores Jorge Inzulza y Leonel Pérez Diseño Urbano y la ciudad contemporánea: una experiencia docente.

El espacio público ha sido el marco para la expresión y visibilidad de sus demandas, reclamos de justicia y defensa de los derechos humanos; sin embargo, desde los grupos en el poder político y económico estos movimientos y sus expresiones son objeto de diversas acciones sistematizadas uso de la fuerza pública y de los medios tradicionales de comunicación masiva cuyo objetivo es su descalificación, estigmatización y disolución.

A pesar de ello, con el rápido desarrollo de las Tecnologías de la Comunicación y la Información TIC , en los últimos años se da un proceso a nivel global que ha hecho posible una nueva forma de entender y visualizar las acciones de los movimientos sociales en el espacio urbano contemporáneo, pues las redes sociales se han convertido en medios de información que posibilitan difundir bajo un esquema totalmente diferente al tradicional de los medios masivos, los mensajes y las acciones generadas por los movimientos sociales en tiempo real, lo que les ha dado voz y una plataforma diferente de difusión, situación que ha sido bien aprovechada por todos los movimientos sociales, a pesar de que estos sean de nuevo cuño o de larga trayectoria.

Históricamente las manifestaciones sociales han usado el espacio urbano para visualizar sus movimientos por lo que este se convierte en el escenario propicio para un encuentro social de disputa, de reclamo, de lucha social y reivindicación de derechos sociales ilustración 1 , sin embargo, los propios colectivos se convierten en copartícipes de la producción social del espacio público, entendido como un espacio en pugna, por el hecho de ganarlo, apropiarlo y resignificarlo, y en cuyo proceso los manifestantes se constituyen en ciudadanos legitimados, orgullosos, defensores de sus derechos.

Marcha del 8M en la cd. de Toluca, México. Foto: Gabriel Gómez Carmona. Las manifestaciones en el espacio urbano pueden clasificarse desde diversas ópticas de acuerdo con sus características, algunas buscarán la reivindicación de alguna situación social determinada, otras la conmemoración de un hecho específico, pero todas implican una forma particular de ocupación política del espacio público en la que, a través de acciones simbólicas, los colectivos evocan alguna deuda histórica, algún agravio o sencillamente, se constituyen como un grito desesperado de justicia social.

Las manifestaciones forman parte de la memoria colectiva de la sociedad, pues, a través de ellas, se cuestiona no sólo el pasado, sino que se construye el presente desde la óptica de los grupos que históricamente han sido discriminados, violentados e invisibilizados, cuestionando a la vez los usos y los actores socialmente aceptados en el espacio público; de ahí que los movimientos sociales se vinculan con procesos de exclusión de grupos y minorías que, a través de ese diverso abanico de expresiones e intervenciones del espacio público contemporáneo, luchan por apropiarse de un lugar que históricamente les ha sido negado en la ciudad.

Tradicionalmente los centros históricos poseen ese simbolismo político, por lo que han jugado un papel fundamental en estos procesos al constituirse en el lugar por excelencia donde se desarrollan los trayectos, las acciones y las intervenciones de los movimientos que luchan por la reivindicación de los derechos sociales.

Esto resulta significativo por la fuerte carga simbólica que poseen, pues son lugares donde históricamente han confluido los principales aspectos políticos, económicos, culturales y sociales que dan fundamento a la ciudad, por lo que nutren, a la vez, la identidad urbana de los ciudadanos a través de estos fenómenos de vivencia, socialización y apropiación del espacio público.

De esta forma el valor patrimonial de los centros históricos posibilita la visibilización y la legitimización de las luchas de los movimientos sociales ante la ciudadanía, por lo que este se configura como un espacio político fundamental para la vida cotidiana de la ciudad.

Es importante el hecho de que los movimientos sociales, independientemente de su origen o la lucha que enarbolen, todos tienen en el espacio urbano un elemento fundamental de sus protocolos de acción ilustración 2 , de la mano de su participación en todo un entramado de redes locales e internacionales, que es posible gracias al desarrollo de las redes sociales y el poder de las TIC.

Desde esta perspectiva, es necesario poner sobre la mesa de discusión de que todos los movimientos que tienen como lugar de expresión el espacio urbano implican un llamado a la participación ciudadana en luchas de reivindicación de derechos sociales. Por ello no hay que olvidar que las instituciones o, simplemente, lo institucional casi siempre se encuentra en su campo de batalla, es decir, un cambio a lo social o lo políticamente establecido, lo que pone bajo la lupa el hecho de que los movimientos sociales puedan volcarse en un punto de su lucha u organización, al ámbito puramente político, y más por el hecho de que la mayoría de ellos buscan casi siempre un asidero legal, desde el cual poder anclar sus reclamos y lucha urbana, por lo que estos corren el riesgo de volverse participes de prácticas clientelares, si terminan sumándose a un proyecto político en particular.

Los grupos políticos en el poder saben que en algún punto necesitan de la existencia de los movimientos sociales; para el caso latinoamericano la historia misma da cuenta de la creación o financiamiento de diversos movimientos que se convierten en los grupos de apoyo, en las bases partidistas e, incluso, en los grupos de choque de estos grupos políticos, permitiéndoles alcanzar o conservar el poder a cambio de prebendas y favoritismos políticos, por lo que se puede afirmar que diversos movimientos sociales, actúan en una doble vía al convertirse en instrumentos para desmovilizar la acción social y legitimar decisiones en contra del bien común desde las propias instancias de poder, y servir, a la vez, como vehículos de transformación social y política para hacer posible el derecho a la ciudad o hacer visible la reivindicación de las luchas sociales ilustración 3.

Ilustración 3. A lo largo del tiempo diversos movimientos sociales han funcionado desde esta doble lógica, situación que vuelve complejo el ámbito de reflexión en torno a los medios y fines que sustentan a diversos movimientos y más aún, por el hecho de que la inmensa mayoría ancla su lucha en un marco legal que posibilite políticamente encausar sus demandas y desde ahí, construir la transformación política y social institucional.

Es indudable el enorme valor de los movimientos sociales como medios de transformación social que hacen posible no sólo la visibilización, sino la legitimización de los ciudadanos y colectivos que históricamente han sido discriminados, violentados e invisibilizados, así como la importancia del espacio urbano como lugar de expresión, resignificación y movilización social.

Para estos movimientos, las TIC se han convertido en los últimos años en medios para darle mayor fuerza y eco a sus causas, a pesar de las distintas acciones que desde las instancias de poder político y económico buscan descalificarlos, estigmatizarlos y disolverlos.

tinta 1. gouache 0. carbón 0. grabado 0. lienzo papel cartulina madera 6. tejido plástico 0. Ucrania Estados Unidos 5. Italia 1. Austria 0. India 3. Reino Unido 5.

Francia 3. Polonia 0. Israel 0. Turquía 0. Georgia 2. Australia 0. Bulgaria 0. Bielorrusia 1. Rumanía 0. España 1. Lituania 0. Países Bajos 1. Alemania 9. Chequia 0. Canadá 0. Hungría 2.

Portugal 1. Serbia 0. Eslovaquia 3. Bélgica 0. Letonia 1. México 4. Kazajistán 0. Brasil 0. Dinamarca 2. Azerbaiyán 3. Suecia 1. Armenia 0. Bosnia y Herzegovina 1.

Argentina 0. Croacia 1. Suiza 0. Chipre 1. Irán 1. Taiwán 3. Indonesia 0. Uzbekistán 0. Grecia 3.

Diseño Urbano y la ciudad contemporánea: una experiencia docente.

Video

Estilos de Baile (Danzas Urbanas) by Contemporánoe EDUARDO HERNANDEZ ROJAS. Hoy, las aproximaciones desde la movilidad rUbano el diseño urbano contemporáneo surgen esencialmente de la necesidad de revertir los Cpntemporáneo de la Multiplicador Masivo Exclusivo del automóvil, Urbano y Contemporáneo sea esto Conhemporáneo producto Urbano y Contemporáneo las transformaciones sobre Contemporáeno territorio asociadas a la suburbanización yy o bien fruto del dogmatismo del urbanismo modernista. Puente sobre el elfo de aguas tranquilas. Autor: Ernesto López Morales. Ya veremos. Se caracteriza por su cooperativismo en la gestión, por su administración del distrito y por sobre todo por el acuerdo ciudadano de favorecer el transporte público por sobre el automóvil; se constituye además, como uno de los ejemplos paradigmáticos de los carfree districtsque minimiza el uso y acceso del automóvil, privilegia el uso de la bicicleta y el libre desplazamiento de peatones, y potencia correspondientemente las redes de transporte público, especialmente el tranvía.

Related Post

1 thoughts on “Urbano y Contemporáneo”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *