Consecuciones en eventos deportivos destacados

Por lo que no cabe duda que para hacer un poco más inteligible el mundo social contemporáneo y comprender mucho mejor lo que nos está pasando, su estudio sistemático, riguroso, contextualizado, holístico, comparado y desde un enfoque multidisciplinario y crítico es más necesario que nunca.

Los eventos de entretenimiento: definición, características y tipos. La mercantilización de las experiencias de ocio, el avance de la cultura kitsch , la customización , el auge del info-entretenimiento , el éxito del new age , el avance del periodismo blando, la proliferación de los centros comerciales, el desarrollo de los talk shows y los reality shows , la extensión del amarillismo, la realidad virtual, el florecimiento de los parques, hoteles, restaurantes y viajes temáticos, el apogeo de los videojuegos, celulares y gadgets , el triunfo de la literatura light y el arte espectacular, así como la consolidación y el enorme protagonismo alcanzado en la cultura de masas por los grandes eventos mediáticos, culturales o de entretenimiento , son algunos fenómenos que corresponden precisamente a la expansión mundial de estos gustos y prácticas.

Concentrando nuestra atención solo en los grandes eventos contemporáneos de entretenimiento , resulta crucial señalar que se trata de un vasto y variado conjunto de hechos sociales con los que se busca congregar temporalmente a diferentes grupos de personas con finalidades lúdicas, culturales, económicas, políticas, etcétera.

Producidos hoy en día para atrapar la atención, divertir, enviar mensajes concretos, instaurar políticas espaciales y generar ganancias, los grandes eventos culturales o de entretenimiento por lo común tienen en su centro a las emociones, se apoyan en su mayoría en una parafernalia tecnológica y en una gran cobertura mediática, van dirigidos a targets concretos a verdaderas comunidades afectivas y casi siempre se realizan ritualizadamente en recintos específicos tales como salas de conciertos, teatros, auditorios, edificios históricos, parques, foros, plazas, arenas, centros comerciales, estadios, etcétera.

Muy bien, pero ¿qué son exactamente los eventos? En consonancia con este uso contemporáneo, pero proponiendo una definición mucho más reflexiva, Shone ha comentado que los eventos son acontecimientos que….

Por su parte, los profesionales que se dedican a la gestión de la cultura, prefieren utilizar simple y llanamente la palabra evento para referirse a cualquier tipo de sucesos programados sin que importe su tamaño, pero, claro está, siempre y cuando sean de índole cultural.

De ahí que para ellos…. Tratando de encontrar el punto medio entre las acepciones anteriores y para no restringir al campo de la cultura o al del arte el complejo y amplio fenómeno de los eventos, podemos afirmar entonces que estos son, ante todo, acontecimientos especiales, planificados y programados que por su condición extra-ordinaria marcan hitos en la vida de las comunidades y a su paso generan diferente tipo de impactos simbólicos, económicos, políticos y consecuencias.

Y justo porque a la luz de esta última acepción los eventos son considerados instrumentalmente como meras herramientas de gestión táctica diseñados desde el área de Comunicación Estatégica, Marketing o de Relaciones Públicas de una empresa, grupo o institución, se hace necesario reconocer que un porcentaje muy alto de los actuales eventos se diseñan explícitamente como fenómenos de ocio exotélico.

Pero si no queremos caer en un simplificador reduccionismo mercantil y buscamos comprender estos acontecimientos en toda su complejidad, estamos obligados a aceptar que lo verdaderamente importante a destacar es que hablamos siempre de acontecimientos especiales y planificados: de verdaderos soportes para la mercadotecnia, la comunicación y el negocio.

Acontecimientos entre los que se encuentran: las grandes exposiciones nacionales e internacionales tanto las artístico-culturales, las tecnológico-industriales como las comerciales ; las grandes ferias, festivales de todo tipo , convenciones, conciertos musicales, fiestas y raves ; las grandes celebraciones, premiaciones las alfombras rojas y certámenes; las grandes inauguraciones, las presentaciones públicas de nuevos productos y corporaciones también conocidos como eventos de empresa , así como también determinados actos turísticos, los grandes carnavales y procesiones y hasta algunos desfiles, ceremonias cívicas, militares y religiosas.

Una larga y variada lista de sucesos a la que también debemos agregar los grandes espectáculos circenses, escénicos y cinematográficos, y por supuesto, los grandes acontecimientos deportivos de nuestra era.

Por su puesto, debido a que es muy amplia la gama de eventos que hoy se realizan a lo largo y ancho del planeta, conviene tomar en cuenta que la mayoría de estos hechos sociales especiales se pueden agrupar o categorizar según los siguientes criterios Maure Agüero, ; Ortega, :.

De acuerdo, pero ¿qué es lo que tienen en común todos estos diferentes tipos de eventos? En primer lugar, la mayoría de los eventos contemporáneos proveen de lo mismo a las personas que los consumen: de experiencias culturales. Y es que, guste o no….

Según Cerezuela , otros aspectos que tienen en común y al mismo tiempo distinguen a la mayoría de los eventos contemporáneos, son:. Su unicidad cada uno es singular ; Su no repetitibilidad siempre son distintos ; Su dramaticidad implican cierto suspenso, sorpresa, tensión dramática o azar ; Su intangibilidad ofertan experiencias que suscitan emociones ; Su intensidad concentran mucha atención y energía ; Su escala temporal limitada tienen fecha de inicio y final ; Su apelación al consumo Y los altos niveles de contacto personal e interacción entre personas que posibilitan.

Consecuentemente en un segundo nivel y sobre todo si se trata de grandes eventos, suelen parecerse en que éstos por lo regular involucran la comunicación mediatizada o la experiencia indirecta a distancia a través de diferentes tecnologías.

Contexto histórico de surgimiento y desarrollo de los grandes eventos de entretenimiento. Configurados en la actualidad como productos y acontecimientos mediáticos desde la racionalidad administrativo-comercial; diseñados a partir del código cinético-visual del infotainment y producidos de forma estandarizada por urbanistas, arquitectos, tecnólogos, escenógrafos y un gran número de especialistas provenientes de las diversas industrias de la cultura, la comunicación, el ocio y el entretenimiento; los grandes eventos contemporáneos por lo regular son acontecimientos patrocinados que suelen ofertarse discursiva y mercadológicamente en el marco de la sociedad de hiper-consumo y dentro de la cultura de masas como sucesos trascendentales, fantásticos, memorables e imperdibles; sucesos que, según el dictado de la retórica comercial, de preferencia deben consumirse en vivo asistiendo físicamente al lugar donde se llevan a cabo o al menos en directo a través de los distintos medios de información y comunicación.

Y a pesar de que, como ya vimos, los eventos de entretenimiento casi siempre son configurados con la intención de que sus creadores, gestores, productores, broadcasters y dueños guiados por la lógica mercantil obtengan algún tipo de rentabilidad; una cosa interesante es que dentro del imaginario y la cultura de masas global los grandes eventos de entretenimiento quizás por sus promesas siempre diferenciales pero persistentes de distracción, gratificación, emoción y configuración de sentido , han logrado posicionarse como sucesos significativos dentro de la oferta cultural y el calendario lúdico de la mayor parte de las naciones democráticas.

Muy bien, pero ¿cuál es a grandes rasgos su historia? Aunque se trata de fenómenos cuyas raíces histórico-culturales son añejas con antecedente en diversas festividades, procesiones, representaciones dramáticas, competiciones, actos políticos, ceremonias y rituales colectivos , es importante recordar que los grandes eventos internacionales de entretenimiento a pesar de su variada índole tienen un origen temporal común: la modernidad.

Y es que se trata de acontecimientos especiales cuyo despliegue como actualmente los conocemos solo ha podido presentarse gracias a la mentalidad moderna una mentalidad sedienta de realidad y propensa a la acción, a la teatralización, a la puesta en escena y la exhibición de lo artístico y lo íntimo , pues ejecutarlos implica una larga planificación, una necesaria división de tareas específicas, cierta producción en serie y una búsqueda de maximización de ganancias, así como el uso de tecnologías y espacios arquitectónicos especializados cuyo surgimiento sin duda está mixturado con los múltiples cambios económicos, socioculturales y cognitivos germinados tanto por la primera Revolución Industrial como por la Revolución Francesa.

Hablamos de transformaciones que permitieron la aparición de nuevos tipos de instrumentos, prácticas, espacios y actividades cuyo imbricado nacimiento en Europa identificamos aquí entre el segundo tercio del Siglo XVIII y mediados del Siglo XIX, y cuyo posterior desarrollo hasta nuestros días a continuación proponemos examinarlo evolutivamente en al menos cinco distintas etapas.

La primera etapa de los eventos modernos de entretenimiento tecnificados, masivos, comercialmente rentables y con cierto impacto internacional arrancó en el segundo tercio del Siglo XVIII y su aparición está indirectamente relacionada con diferentes adelantos tecnológicos que dieron pie a transformaciones en la economía, la cultura y las formas de comunicación de aquella época.

Es por su puesto una primera etapa iniciada en la segunda mitad del Siglo XVIII dentro de la cual se creó la industria del circo, aparecieron los teatros de magia y se presentaron los grandes desfiles-festivales de la Revolución Francesa como el Festival de la Razón encabezado por Robespierrre.

Etapa en la que se pusieron en marcha durante las primeras décadas del siglo XIX nuevos escenarios para la representación de obras dramáticas y se favoreció la aparición de las grandes salas europeas de conciertos.

La segunda etapa de la historia de los eventos modernos de entretenimiento, la podemos ubicar a partir de las Grandes Exposiciones Universales celebradas en en Londres, en en Nueva York y en en París seguidas de una larga cadena de exposiciones de gran envergadura celebradas en otros diferentes países del mundo.

Es una segunda etapa estrechamente relacionada con: la consolidación del capitalismo industrial y la instauración de la era de los productos , así como con la aparición del primer gran almacén comercial el de los señores Osler construido en en Londres y con el proceso inicial de electrificación de calles, casas y fábricas y una gran serie de invenciones tecnológicas enlazadas la aparición del teléfono en , el fonógrafo en , el gramófono y las ondas de radio en Por lo mismo, es la etapa durante la que se llevó a cabo la primera prueba ciclista de la historia disputada el 31 de mayo de en París , la celebración de los primeros festivales internacionales de música clásica, la inauguración de los primeros parques de diversiones modernos en el de Chicago y en el de Coney Island en Nueva York , la aparición del cinematógrafo y la celebración en Atenas de la primera edición de los Juegos Olímpicos Modernos en El despliegue de la tercera etapa histórica de los eventos proponemos ubicarla en las primeras cuatro décadas del Siglo XX.

Es una etapa que sin duda inicia con la celebración de la Exposición Universal de París en y sus Juegos Olímpicos , con la realización a partir de de las primeras Series Mundiales de Béisbol en los EE.

Después de la pausa obligada por la Segunda Guerra Mundial, el inicio de la cuarta de los grandes eventos de entretenimiento se presentó con la celebración de los Juegos Olímpicos de en Londres, con el desarrollo del Campeonato de la Fórmula 1 y la organización del Mundial de Futbol de Brasil en , seguida de la organización de los Juegos Olímpicos de Helsinki en , del Mundial de Futbol de en Suiza, de los Juegos Olímpicos de Melbourne en y del Mundial de Futbol de en Suecia.

Hablamos de una cuarta etapa signada también por la popularización de la televisión comercial y la aparición de los primeros sistemas de cable, por el auge de la industria publicitaria y la institucionalización de la mercadotecnia como una disciplina, por la aparición del primer parque temático de la historia Disneylandia en y el surgimiento en del primer mall centro comercial con "paseo cerrado".

Es una cuarta etapa de plena transición tecnológica durante la que se extendieron los sistemas de satélite y el pago de derechos por televisión arrancó su lento pero imparable ascenso; etapa que continuó su despliegue con el desarrollo de los Juegos Olímpicos de Roma de , el Mundial de Futbol de Chile en y los Juegos Olímpicos de Tokio Con los baby boomers , durante esta cuarta etapa se presentó el llamado cambio generacional , así como la popularización del rock, la instauración de los conciertos juveniles y los festivales musicales hippies como el Festival de Woodstock.

La quinta y más reciente etapa de los grandes eventos de entretenimiento proponemos ubicarla a mediados de la década de Específicamente en el año de con la organización del Mundial de Futbol de Inglaterra. Etapa que continuó con la celebración del primer encuentro del Super Bowl en , la organización de los Juegos Olímpicos de México , la celebración del Mundial de México en , los Juegos Olímpicos de Munich , el Mundial de Futbol de Alemania en , los Juegos Olímpicos de Montreal en , el Mundial de Futbol de Argentina en y los boicoteados Juegos Olímpicos de Moscú Y que siguió en la década de con la realización del Mundial de Futbol de España en , con los paradigmáticos Juegos Olímpicos de Los Ángeles evento deportivo con el que inician los grandes proyectos de revitalización y producción del espacio urbano , con la celebración del Mundial de México , la realización de la primera Copa del Mundo de Rugby en , la celebración de los Juegos de Seúl , el Mundial de Futbol de Italia en , los significativos Juegos de Barcelona de y una larga lista de muchos otros eventos deportivos, musicales, cinematográficos y de empresa subsecuentes.

Esta quinta es una etapa en la que se atestiguó la consolidación de la industria del deseo la publicidad , se presentó la vigorización de las marcas globales con el consecuente afianzamiento de la sociedad de consumo y el inicio de la segmentación comercial de las audiencias , se dio la emergencia en , en el centro de la ciudad de Baltimore de la posmoderna arquitectura del espectáculo que hoy se despliega orgullosa en muchas ciudades del mundo Raeder, , p.

Es una quinta etapa cuya historia económico-tecnológica y cultural por su puesto está directamente vinculada a la llamada revolución digital , al despliegue del modelo económico neoliberal y el afianzamiento de la sociedad de la información con su capitalismo de ficción , así como también está relacionada con la aparición de los canales temáticos como MTV , con la comercialización de los reproductores portátiles de música, con la expansión mundial de las computadoras, el desarrollo de los videojuegos, la invención y masificación de los celulares, el boom de Internet en los 90s, la irrupción durante la primera década del Siglo XXI del iPod, Youtube, iTunes , las tablets , las redes sociales, la consolidación de la sociedad del conocimiento-desconocimiento Innerarity, y el crecimiento exponencial de la economía de la atención y la mercadotecnia de la experiencia , entre tantos otros factores.

El protagonismo alcanzado mediáticamente por los eventos deportivos. Como pudimos observar durante el apartado anterior, los acontecimientos deportivos ocupan un lugar preponderante dentro de la historia moderna de los grandes eventos de entretenimiento.

La pregunta inevitable es: ¿a qué se debe este protagonismo? Inquiriendo con más precisión: ¿de dónde le viene a los eventos deportivos su enorme poder de convocatoria y su capacidad para atraer el interés de las masas tan heterogéneas entre sí?

Para comprenderlo, lo primero que estamos obligados a considerar es el contexto histórico-cultural en el que este protagonismo se ha configurado lentamente. Y es que nos guste o no, en tanto actividad física y espectáculo massmediatizado, en tanto mercancía de consumo y elemento cada vez más sustancial en los estilos de vida, en tanto arsenal lingüístico-perceptivo, espacio emocional de configuración identitaria y fuente de intrépidas narrativas épicas, ha sido el campo general del deporte y no solo los eventos deportivos que representan una pequeña parte de este amplio y diversificado sector el que se ha transformado en uno de los ámbitos de significación y representación más dinámicos, productivos y desafiantes que coexisten dentro de la escena cultural contemporánea.

Aceptémoslo: el protagonismo de los eventos deportivos en la actualidad se debe, en gran medida, a que hoy vivimos en un contexto cultural deportivófilo , esto es, en una sociedad cuyos ciudadanos aman los desafíos, la pasión de vencer y la optimización de las facultades del cuerpo; una sociedad donde hay grandes cantidades de consumidores volcados hacia el disfrute y en busca de actividades y espectáculos que los emocionen y les provean de goce y de referentes identitarios.

Industria de bienes y servicios entre los que evidentemente se incluye a la sub-industria teledifundida de eventos con un influyente calendario universal ajustado a las necesidades del sistema político-económico hegemónico donde las imágenes remiten a un mundo fantástico ¿de ensoñación?

y en el que las proezas, los mitos e incluso la estética se combinan junto a las emociones y sentimientos más básicos, primitivos y espontáneos creando un mundo cargado de esperanzas y fantasías de donde, según Gilles Lipovetsky , solo con el férreo dominio de la voluntad se puede salir.

Desde luego, además de la emergencia de la sub-industria de los eventos y sus consumidores, otro componente que ocupa un espacio nodal en la hiper-negociada fabricación del deporte-espectáculo y sus grandes acontecimientos, son los ya mencionados medios de comunicación tanto los viejos como los nuevos y su estética hiper-espectacular de las sensaciones construida gracias a los formidables avances tecnológicos de las últimas décadas.

Transitando cada vez más del broadcasting al narrowcasting , 7 los medios son pues los verdaderos responsables de que hoy el deporte espectáculo viva un momento especialmente frenético: la era de su exceso como bien informacional. Nos referimos a una simbiosis custodiada por la publicidad, elemento sin el cual el deporte-espectáculo no hubiera alcanzado el lugar, ni la estructura, ni la estética, ni el simbolismo, ni el tamiz de super-producción que hoy tiene.

Es vital tomar en cuenta esto último, no solo porque los medios y la industria publicitaria representan una valiosísima fuente alterna de ingresos para las ligas, los equipos y los organizadores de los grandes eventos deportivos, sino porque como ya apuntamos a través de ellos se han instaurado, difundido y globalizado una serie de imágenes deportivas estandarizadas construidas todas a partir de un mismo código visual.

Me explico: en su condición de espectáculo cinético que circula a través de las múltiples interfases de la mega-pantalla global Lipovetsky, , el deporte-espectáculo ha sido atravesado de tal forma por la paradigmática estética cinematográfica de lo avasallante, la conquista icónica del máximo detalle, la búsqueda del embelesamiento sensorial, la inclusión de realidades virtuales y la orientación a lo colorido e impactante, que la saturación informativa y el exceso de imágenes verdaderos síntomas de la hiper-moderna sociedad del entretenimiento junto a la permanente búsqueda de los productores del espectáculo por generar el máximo efecto dramático, se han convertido ya en su sello.

Para constatarlo basta con examinar el Super Bowl o cualquiera de las más recientes ceremonias de Inauguración o Clausura de los Juegos Olímpicos o las Copas del Mundo. De tal forma que además de convertir las acciones deportivas en signos, a los equipos en símbolos-marcas y a los atletas en héroes deportivos e iconos-mercancías, en las últimas décadas los medios de comunicación especialmente la televisión con sus múltiples cámaras y montajes que reescriben el tiempo y el espacio han hecho de los grandes eventos deportivos un entretenimiento que, aparte de desgarrar la hegemonía del cine como máximo espectáculo de masas, ha estimulado como nunca la pasión por las imágenes deportivas y su estética televisual generando una verdadera iconomanía.

Según el mismo Gilles Lipovetsky y , se trata de una estética de la transmisión deportiva de imágenes que basándose en las lógicas de la espectacularización 8 , la dramatización y la estelarización , busca llegar al mayor público posible con la intención de despertar la emoción.

Asumiendo entonces que los medios de comunicación y la publicidad son un componente nodal en la construcción discursiva y en el protagonismo conquistado en las últimas décadas por estos acontecimientos de gran resonancia emocional, en el siguiente apartado nos avocaremos a esclarecer qué entendemos por eventos deportivos y a reflexionar entorno a aquello que los caracteriza.

Definición, elementos y características de los eventos deportivos. Los eventos deportivos son, ante todo, hechos sociales particulares que se distinguen tanto por su fuerte capital de marca, como por haber sido planeados y promocionados por diferentes vías con la idea de atraer la atención de diferentes grupos sociales.

Según Ferrant et al , p. Las palabras identificada y diferenciada en esta última afirmación son claves, pues son las que sin duda le dan su especificidad a estos sucesos-producto organizados y promovidos siempre por una o varias instituciones pero elaborados y ofertados todos para generar expectativas, atraer la atención y suscitar experiencias de consumo y placer en públicos previamente considerados.

Otra cosa fundamental que también debemos reconocer es que, como otros fenómenos sociales tangibles, los eventos deportivos no son acontecimientos que se produzcan de forma aislada pues todos se llevan a cabo en el marco de un sistema social compuesto por al menos tres grandes sistemas interdependientes de los cuales provienen los diferentes sujetos que, según Ferrant et al , p , le dan vida a este fenómeno: el sistema de eventos conformado por todos los especialistas que producen el espectáculo y le transmiten su energía , el sistema deportivo conformado por los actores propios del sistema deportivo asociativo conformado por miembros de federaciones internacionales, federaciones nacionales, ligas y clubes , y finalmente el sistema relativo al territorio en el que se desarrolla el evento conformado por los gobiernos, estructuras ministeriales y entes territoriales locales donde éste se lleva a cabo.

Pero justamente porque todos los eventos deportivos son producto de la sinergia entre los tres mencionados sistemas, una cosa que también es esencial subrayar es que, aunque estén semánticamente hermanados, los eventos deportivos no deben jamás confundirse con lo que se conoce simple y llanamente como deporte.

Y no deben confundirse porque el deport e es un concepto que alude centralmente al universo de prácticas y técnicas corporales organizadas o no que por su historia y anclaje sociocultural en muchas comunidades del mundo legalmente no son propiedad de nadie al punto que , si se quiere, puede incluso desarrollarse al margen de todo contexto institucional ; mientras que los eventos deportivos , como manifestación tangible del fenómeno social denominado deporte , si son propiedad de alguien un dueño concreto y para realizarse requieren de un marco legal e institucional.

De ahí que por manejarse hoy como un producto y marca y por admitir la puesta en marcha de un conjunto de estrategias de marketing y de comunicación, los eventos deportivos supongan necesariamente procesos de protección jurídica y derechos de propiedad que las prácticas deportivas por sí mismas no admiten.

Es decir, que por ser históricamente producto de una creación colectiva y por ser algo que se practica una acción corporal cuya ejecución tiene un valor biológico y cultural intrínseco, aunque no necesariamente tiene una repercusión comunicativa o una trascendencia social , el deporte como tal no tiene propietario ni está protegido jurídicamente, a diferencia de los grandes eventos deportivos que por ser productos singulares y únicos concebidos y promovidos intencionalmente sí tienen uno o varios patrones.

Se trata de una situación que nos facilita comprender por qué…. Respecto a la identificación hay que decir que es un elemento imprescindible en todo evento deportivo es algo que se procura dejar siempre claro , al grado que es algo que los titulares o dueños de los eventos protegen celosamente.

Como en la sociedad de hiper-consumo no existen eventos deportivos espontáneos, la diferenciación muy relacionada con la identificación es el segundo gran elemento que se protege jurídicamente para garantizar que un evento exista. Y se refiere básicamente al conjunto de elementos y recursos que hacen singular en mayor o menor medida a un evento deportivo determinado Ferrant et al , p.

Elementos tales como la modalidad deportiva que se practica durante el evento; el tipo y naturaleza de la actividad deportiva que el evento implica si es competitiva o no ; los modelos de participación deportiva que se proponen si es individual o por equipos, de hombres, mujeres o mixtos, por clubes, selecciones, escuderías o empresas ; la repercusión o trascendencia que tienen los resultados deportivos del evento campeón de…, clasificado para…, medalla de… ; el lugar de la celebración del evento continente, país, región, ciudad, instalación deportiva convencional o no convencional, espacio en medio urbano o medio natural, tipo de superficie deportiva ; las fechas, horarios y tiempos de duración del evento si es un suceso que durará horas, días, semanas o meses ; y el tipo de ente que está a cargo del mismo si es público, privado asociativo, privado no lucrativo o privado mercantil-lucrativo.

En relación a esto último y debido a que los eventos deportivos son planificados y se realizan todos bajo un triple sistema y marco normativo que como ya vimos es el que se auto-impone el propio evento, el del sistema deportivo bajo el cual se realiza y el del país o la ciudad donde territorialmente se lleva a cabo , el último elemento clave que ayuda a entender lo que son estos hechos sociales particulares es justamente la organización que los concibe, diseña, estructura y promueve.

Nos referimos organizaciones específicas que pueden estar constituidas por una persona física o un grupo de ellas o una persona jurídica o un conjunto de ellas ; organizaciones que pueden ser entidades de naturaleza pública como un estado nacional o un gobierno local , de naturaleza no lucrativa como una Asociación o una Federación o incluso de naturaleza lucrativa como una Sociedad Mercantil y que recursivamente son las responsables de identificar y diferenciar a los eventos pues son las que los soportan en términos de propiedad o titularidad, las que se encargan de llevarlos a cabo, de vigilarlos y de explotarlos comercial y políticamente.

Por último y para profundizar en su comprensión, se hace imprescindible que antes cerrar este apartado apuntemos brevemente las cosas que caracterizan a este tipo de competiciones programadas de fuerte resonancia social que llamamos eventos deportivos.

Y lo primero que se impone destacar, es que los grandes eventos deportivos se caracterizan por el tipo de atletas cuyos enfrentamientos hacen posible el espectáculo.

Hablamos de atletas que en su gran mayoría aunque no exclusivamente suelen ser profesionales 11 , esto es, deportistas en los que se invierte, a los que se les paga por trabajar, por entrenarse, competir y mostrarse mediatizadamente en pos de conseguir triunfos deportivos que otorguen ganancias económicas y políticas a los gestores-empresarios y de paso satisfagan las necesidades psíquicas de identificación, diversión y catarsis emocional de las audiencias.

Atletas que por hacer de la práctica deportiva una actividad laboral regida por obligaciones y contratos, experimentan el alejamiento de la dimensión lúdica que subyace al juego. Atletas algunos de los cuales, por las presiones mediáticas, comerciales y políticas, por lo apretado de los calendarios, por el exceso de competencias, por la búsqueda de plusmarcas, por las ansías de triunfo y de promoción socia, y por buscar forjarse como íconos y verdaderos héroes , paradójicamente han extendido como nunca el problema del dopaje la conversión de los cuerpos en farmacias ambulantes y han acelerado la putrefacción del viejo ideal decimonónico del fair play.

Asumiendo que en los eventos deportivos son centrales la inversión económica vía el pago de salarios o los patrocinios y la maximización de ganancias vía la publicidad, los derechos de transmisión, el merchandising o las apuestas , la segunda cosa que sin lugar a dudas caracteriza a los eventos deportivos es que son acontecimientos en los que al mismo tiempo que participan deportistas, jueces, entrenadores y directivos, otros especialistas externos a la competición ya sean productores, promotores, organizadores, sponsors, difusores y periodistas se han vuelto indispensables para su producción y difusión, al grado que hoy cumplen un papel decisivo antes, durante y después del evento situación que nos ayuda a entender por qué las empresas mediáticas y los periodistas, los mercadólogos y los sponsosrs , tienen tanta injerencia en los acontecimientos deportivos.

La tercera cosa que caracteriza claramente a los eventos deportivos y los distingue de otros productos y servicios de entretenimiento, son los principios narrativo-dramáticos que lo vertebran y hacen atractivos frente a los aficionados o consumidores.

La quinta cosa que caracteriza a los eventos deportivos es que se ofertan como espacio-tiempos legítimos para el descontrol controlado o vigilado de los ciudadanos.

Es un hecho: en el marco de sociedades hiper-racionalizadas y cada vez más especializadas, los eventos deportivos se publicitan frente a otro tipo de actividades de entretenimiento como productos planificados para que los ciudadanos dejen fluir su pasión , carnavalicen sus experiencias, se desahoguen, expresen sentimientos y muestren públicamente comportamientos relajados y estados de ánimo desinhibidos que, por estar estrictamente controlados en la vida cotidiana, ahí sí pueden ser puestos en escena.

En otras palabras, al interior de la actual sociedad de hiper-consumo los eventos deportivos junto con los conciertos son quizá de los pocos espacios o fenómenos a través de los cuales los consumidores y habitantes de las urbes contemporáneas todavía pueden vivir experiencias extáticas de júbilo colectivo o brío comunal.

Tipología de los eventos deportivos contemporáneos. Porque los diferentes eventos deportivos se cuentan hoy por cientos y no son una realidad uniforme ni homogénea, a continuación conviene presentar una tipología mínima que nos ayude a identificarlos; esto es, reflexionar en torno al modo en que según diversos criterios podemos agrupar o clasificar a estos singulares acontecimientos contemporáneos.

El primer gran criterio que se usa para clasificar a los eventos deportivos es por el tipo de entidad o entidades propietarias del mismo. Y bajo este criterio básicamente hay tres tipos diferentes de eventos deportivos: los eventos que están en manos de organizaciones privadas con fines de lucro como los X Games organizados por la cadena ESPN o los eventos organizados por la compañía Red Bull GmbH ; los eventos deportivos propiedad de organismos privados pero sin fines de lucro como los Juegos Olímpicos en manos del COI o el Mundial de Futbol en poder de la FIFA ; y los eventos deportivos que están en manos de entidades públicas o gubernamentales como el Maratón Internacional de la Ciudad de México controlado por el Gobierno del D.

El segundo gran criterio que se usa para clasificar a los eventos deportivos es el modelo organizativo al que recurren sus propietarios.

El cuarto gran criterio que se usa para catalogar a los eventos deportivos es por la extensión de territorio que cubren sus competidores. Según este criterio, existen eventos deportivos de extensión y relevancia: local, estatal, inter-estatal, nacional, regional como los Juegos Centroamericanos y del Caribe , continental y mundial.

Además de la edad o el sexo de los atletas, el quinto gran criterio que se usa para agrupar a los diferentes eventos deportivos existentes es por la cantidad de deportes diferentes que éstos incluyen o abarcan.

Y bajo este criterio existen dos tipos de eventos: aquellos donde todos los competidores practican un mismo deporte como el Mundial de Clubes de Futbol y aquellos eventos denominados como multideportivos que incluyen una serie de competencias atléticas organizadas en diferentes disciplinas.

El sexto criterio que se usa para clasificar a los eventos deportivos, es por el lugar donde se encuentran los públicos o las audiencias a los que van dirigidos. Y bajo este criterio existen cuatro grandes tipos de eventos deportivos: aquellos que van dirigidos solo a una audiencia local , aquellos que van dirigidos a una audiencia regional o nacional , aquellos que van dirigidos a audiencia continental y aquellos que van dirigidos a un audiencia mundial.

Los mejores clubes del país buscarán alzar la copa con un semestre lleno de emociones que iniciará el 06 de enero con el duelo entre Necaxa y Atlético de San Luis. La programación indica que el campeón del torneo será conocido el 28 de mayo con la disputa de la final de vuelta entre los mejores equipos de la liguilla.

En este mismo marco, se llevará a cabo una nueva edición de la Liga de Campeones de la Concacaf con cuatros conjuntos mexicanos participando: León, Tigres, Pachuca y Atlas. La cuarteta azteca se presentará con el objetivo de recuperar la corona de la región luego de que Pumas cedió el trono ante el Seattle Sounders de la Major League Soccer MLS de los Estados Unidos en El torneo comenzará 07 de marzo y finalizará 04 de junio.

Antes, del 27 de febrero al 04 de marzo, Acapulco albergará a los mejores exponentes del tenis mundial con la edición número 30 de Abierto Mexicano de Tenis. La fiesta del deporte blanco llegará a las costas de Guerrero una vez más con un cuadro en el que ya han sido confirmadas figuras como el español Carlos Alcaraz , el noruego Casper Ruud y el griego Stéfanos Tsitsipás.

El 05 de marzo dará inicio la temporada de la Fórmula 1 con el Gran Premio de Baréin. El Gran Circo renueva las emociones en un año que promete grandes batallas dentro de los circuitos más prestigiosos del automovilismo.

Destaca la participación del mexicanos Sergio Checo Pérez como uno de los pilotos protagonistas y la realización del Gran Premio de México del 27 al 29 de octubre. Para finales de abril , específicamente los días 29 y 30 , la Ciudad de México será testigo del regreso de las Grades Ligas al país luego de las dificultades y cancelaciones por la pandemia de Covid La MLB tendrá por primera vez una serie de temporada regular en la capital con los Padres de San Diego y los Giants de San Francisco como las novenas protagonistas.

En el arte de las trompadas , la máxima figura mexicana, Saul el Canelo Álvarez , estaría buscando un combate para el primer fin de semana de mayo aunque no existe certeza alguna, pero es una de las posibilidades que se maneja.

Entre estas, han sonado los nombre del británico John Ryder y del soviético Dmitry Bivol. Con este último sería una revancha tras la derrota del jalisciense en Para el verano de , el fútbol será el deporte que acaparará la mayor atención con varios torneos programados.

El primero de ellos con las fases finales de la Liga de Naciones de la Concacaf en junio antes la Selección Mexicana disputará dos juegos de fase de grupos ante Jamaica y Surinam el 23 y 26 de marzo. Casi de inmediato tendrá lugar la Copa Oro , del 26 de junio al 16 de julio , con Estados Unidos como campeón defensor.

En cuanto a clubes, el balompié vivirá un hecho histórico no sólo en la región, sino también a nivel mundial. México y Estados Unidos también Canadá, pero en mucho menor medida serán el semillero de un ambicioso proyecto que planea unir en un solo torneo a sus ligas: la Liga MX y la MLS.

Tendencias en la gestión de los mega-eventos deportivos celebrados en américa latina a principios del siglo xxi. Después de un periodo que va de al año , lapso durante el cual se vivieron varias crisis económicas en México o Argentina en y se experimentaron transformaciones tecno-culturales y políticas vinculadas a la expansión del neoliberalismo, el avance de la democracia y las dos caídas que sacudieron al mundo Muro de Berlín en y Torres Gemelas en , a principios del siglo XXI América Latina volvió a ser sede de algunos mega-eventos deportivos, tales como: Mundial de Futbol Sub 20 Argentina ; Mundial de Futbol Sub 17 Perú ; Copa América de Futbol Venezuela ; Juegos Panamericanos Río de Janeiro ; Copa América de Futbol Argentina ; Mundial Sub 17 México ; Mundial Sub 20 de futbol Colombia ; Juegos Panamericanos Mèxico ; Juegos Centroamericanos y del Caribe México ; Mundial de Futbol Brasil y Copa América de Futbol Chile Si el lector los evalúa con detenimiento, coincidirá que se trató de sucesos diseñados bajo el código de la sociedad del espectáculo y a diferencia de los celebrados entre y no fueron planificados exclusivamente por los gobiernos locales, sino bajo el escrutinio de los poderosos organismos deportivos internacionales que los asignaron y de la presión ejercida por empresarios, sponsors y medios de comunicación que al invertir grandes sumas de recursos se convirtieron en sus socios estratégicos con voz, capacidad de voto y derecho a reclamar retornos o ganancias.

Nos estamos refiriendo por supuesto a megaeventos deportivos relativamente recientes, pero que la mayoría han sido gestionados verticalmente, persiguiendo intereses comerciales y políticos cortoplacistas y con una organización antidemocrática inspirada en un modelo de gestión donde con claridad se expresan tendencias a: a Concebir el espectáculo deportivo como mero negocio y a las comunidades locales tratarlas únicamente como mercado de consumidores o audiencias en busca de emociones rápidas.

b Asignar como principal herencia del país sede la mayoría de las veces sin considerar el impacto ecológico aquella infraestructura que permita elevar el capital inmobiliario local, atraer turismo internacional e incentivar el hiper-consumo.

c Marginar a los ciudadanos y grupos locales de las decisiones, gestión y beneficios tangibles generados como efecto del mega-evento. d Insertar obsesivamente la marca ciudad o país de los territorios sede en el flujo global de la información publicitaria.

e Difundir y proyectar mediáticamente solo una visión suavizada y desactivada políticamente de la sociedad sede y sus problemáticas. Reflexiones finales: ¿vale la pena que los gobiernos latinoamericanos sigan apoyando económicamente la gestión de mega-eventos deportivos? Por sus promesas siempre diferenciales, pero persistentes de distracción, gratificación, emoción y configuración de sentido, los megaeventos deportivos distintivos del capitalismo de ficción han logrado posicionarse dentro del imaginario y la cultura de masas en América Latina como sucesos significativos que, nos guste o no, ocupan un lugar protagónico al interior de la oferta cultural y el calendario lúdico de las mayorías.

Aunque se trata de un tema controversial, ante la imposibilidad de erradicar en nuestras sociedades tardo-modernas la existencia, desarrollo y difusión mediática de este tipo de eventos de entretenimiento, la evidencia empírica acumulada nos empuja a responder que se trata de modificar su actual modelo vertical y empresarial de gestión transitando a una forma de organización mucho más democrática respetuosa de los derechos humanos, ciudadanizada, transparente y horizontal , y en ello debemos enfocar nuestra energía intelectual.

Como ha insistido muy bien el grupo de académicos brasileños Savio Raeder, ; Mascarenhas, articulados en el Laboratorio do Estado, Trabalho, Territorio e Natureza de la Universidad Federal de Río de Janeiro y del Laboratorio Globalizacao e Metrópole de la Universidad Federal Fluminense: los complejos mega-eventos deportivos deben siempre organizarse a favor de los ciudadanos, no a costa de ellos.

Premisa éticopolítica básica cuya conveniencia no debe hacernos olvidar que por tratarse de sucesos de gran escala y complejidad celebrados bajo entornos dinámicos y cada vez más inciertos donde subyacen múltiples disputas y tensiones epistémico-político-económicas entre actores locales e internacionales , su gestión es un proceso con riesgos que mantienen viva la posibilidad de que los impactos y legados resulten más negativos que positivos para las sociedades sede.

BAUMAN, Zygmunt Vida líquida. Ciudad de México: Ediciones Culturales Paidós. CUENCA Bilbao: Universidad de Deusto. Documentos de Estudios de Ocio.

Número FERRAND, Alain; Camps, Andreu y Torrigiani, Luiggino. La gestión del sponsoring deportivo: principios estratégicos, operativos y jurídicos. Primera edición, Badalona, España; Editorial Paidotribo. FREEMAN y Reed, David.

California Management Review. FREEMAN, R. The International Journal of the History of Sport. HARVEY, David Urbanismo y desigualdad social. Madrid; México: Editorial Siglo XXI. O jogo continua. Megaeventos deportivos e cidades. Río de Janeiro, Brasil: Editorial UERJ.

MONCLÚS Fraga. Biblio 3W, Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales. Universidad de Barcelona, Vol. XV, N. Cuadernos Críticos de Geografía Humana]. MUÑOZ, Francesc. En Mosaico Olímpico. Investigación multidisciplinar y difusión de los estudios olímpicos.

CEO-UAB, 20 años. Barcelona, España: Centro de Estudios Olímpicos, Universidad Autónoma de Barcelona. MUÑOZ ACUÑA, Pablo. Revista Trabajos de Investigación en Políticas Públicas.

Departamento de Economía, Universidad de Chile. ORTEGA NUERE, Cristina Observatorios culturales. Barcelona: Editorial Ariel, colección: Patrimonio. PINE, J. y Gilmore, J. The Experience Economy. Harvard Business School Press, Boston. PIQUET, S. Paris: Vuibert Gestion.

PREUSS, Holger The Economics of Staging the Olympics: A comparisson of the Games Cheltenham: Edward Elgard Publishing. RAEDER, Savio

El 85% de las emisiones de gases de efecto invernadero de un evento deportivo como una Eurocopa se debe al desplazamiento y alojamiento de A) Tipos de eventos deportivos​​ Las características propias de cada evento son las que determinaran las consecuencias económicas y sociales para el territorio gido varios eventos deportivos importantes. La Copa Mundial de la FIFA Catar ™ es la primera Copa. Mundial que se celebrará en el mundo árabe. El deporte

Consecuciones en eventos deportivos destacados - En el caso específico de este trabajo, aquí lo que el lector encontrará es una reflexión en torno al concepto, la historia, las principales características El 85% de las emisiones de gases de efecto invernadero de un evento deportivo como una Eurocopa se debe al desplazamiento y alojamiento de A) Tipos de eventos deportivos​​ Las características propias de cada evento son las que determinaran las consecuencias económicas y sociales para el territorio gido varios eventos deportivos importantes. La Copa Mundial de la FIFA Catar ™ es la primera Copa. Mundial que se celebrará en el mundo árabe. El deporte

Es decir, en el campo de las empresas y sus publirrelacionistas al evento se le concibe como un acto mercadotécnico que se usa para dar a los clientes o consumidores una experiencia o una oportunidad de acercamiento directo a una marca determinada, facilitando sus objetivos de fidelidad frente a la competencia.

Pero, si no queremos caer en un simplificador reduccionismo mercantil y buscamos comprender con más amplitud a estos acontecimientos, estamos también obligados a aceptar que hablamos siempre de sucesos planificados y programados: de verdaderos soportes para la mercadotecnia, la comunicación, el manejo público de las relaciones y la gestión de la imagen.

Esto se evidencia en los diferentes países, en la consideración o denominación indistintamente como eventos de entretenimiento a grandes: exposiciones nacionales e internacionales artístico-culturales, tecnológico-industriales y comerciales , ferias, festivales de todo tipo , convenciones, conciertos musicales, fiestas y raves; celebraciones, premiaciones las alfombras rojas , sorteos y certámenes; inauguraciones, presentaciones públicas de nuevos productos y corporaciones también conocidos como eventos de empresa ; actos turísticos, carnavales y procesiones y hasta algunos desfiles, ceremonias cívicas, militares y religiosas; espectáculos circenses, escénicos y cinematográficos y, por supuesto, los deportivos.

De acuerdo, pero ¿qué tienen en común esta enorme y variada gama de acontecimientos? En primer lugar, debe reconocerse que la mayoría de los eventos contemporáneos de entretenimiento proveen de lo mismo a las personas-consumidores: experiencias culturales. Según Cerezuela , otros aspectos que tienen en común y al mismo tiempo distinguen entre sí a la mayoría de los eventos contemporáneos de entretenimiento, son: unicidad cada uno es diferente y singular ; no repetitibilidad siempre son distintos ; dramaticidad implican cierto suspenso, sorpresa, tensión dramática y a veces cuotas de azar ; intangibilidad ofertan y venden experiencias que suscitan emociones, sentimientos, recuerdos e ideas ; intensidad concentran mucha atención y energía ; escala temporal limitada tienen fecha de inicio y final ; apelación al consumo se ofertan como mercancías simbólicas ; y los altos niveles de contacto e interacción que posibilitan a las personas presenciarlos o consumirlos a distancia.

Eventos deportivos: definición, elementos y características. Las palabras identificada y diferenciada son claves, pues son las que sin duda le dan su especificidad a estos sucesos-producto organizados y promovidos siempre por una o varias instituciones, pero elaborados y ofertados todos para generar expectativas y cuotas de placer, atraer la atención y suscitar experiencias entretenidas de consumo en públicos previamente considerados.

Reconociendo que los eventos deportivos son producto de la sinergia entre los tres mencionados subsistemas, resulta esencial subrayar no confundirlos jamás con lo conocido simple y llanamente como deporte 2 , aunque estén semánticamente hermanados.

Y no debe confundirse porque el deporte es un concepto que alude centralmente al universo de prácticas y técnicas corporales organizadas o no, cuya historia y anclaje sociocultural en muchas comunidades del mundo lo hace legalmente no ser propiedad de nadie 3 , al punto que, si se quiere, puede incluso desarrollarse al margen de todo contexto institucional.

En cambio, los eventos deportivos como manifestación tangible del fenómeno social denominado deporte, si suelen ser propiedad de alguien un dueño concreto y por esa razón para realizarse requieren de permisos y un marco legal e institucional.

Por manejarse hoy como un producto y marca y por admitir de forma implícita la puesta en marcha de un conjunto de estrategias de marketing y de comunicación, los eventos deportivos suponen necesariamente procesos de protección jurídica y derechos de propiedad que las prácticas deportivas por sí mismas no admiten.

Porque los diferentes eventos deportivos se cuentan hoy por cientos y no son una realidad uniforme ni homogénea, a continuación conviene presentar una tipología mínima que -según diversos criterios- ayude al lector a identificar y distinguir las singularidad de estos acontecimientos contemporáneos.

b Gestionados por organismos privados sin fines de lucro, por ejemplo, los Juegos Olímpicos en manos del Comité Olímpico Internacional o el Mundial de Futbol en poder de la FIFA. c Gestionados por entidades públicas o gubernamentales, como el Maratón Internacional de la Ciudad de México controlado por el Gobierno de la Ciudad de México.

b Reconocidos o integrados: Incluyen varios acontecimientos singulares y autónomos organizados por diferentes instituciones que, a pesar de no tener libertad absoluta, entre todas son titulares del evento: Tour de Francia, ATPtour, etc. c Complejos: Se desarrollan de manera conjunta en una diversidad de espacios y pluralidad de tiempos donde acontecen una serie de competencias diferenciadas cuya suma conforma -en conjunto- el auténtico evento: Campeonato del Mundo del Motociclismo, la Champions League, o Ligas como la NBA o la NFL.

b De competición, como los torneos selectivos o encuentros en los que se disputa algún campeonato. b Multi-deportivos: Incluyen una serie de competencias atléticas organizadas en diferentes disciplinas, por ejemplo: los Juegos Olímpicos.

Resulta indispensable añadir a los multideportivos, otro tipo de eventos organizados según un criterio adicional inherente a los competidores: su ocupación Universiadas, Juegos Mundiales Militares, Juegos Mundiales de Policías y Bomberos, Juegos de los Trabajadores ; su idioma los Juegos de la Francofonía, Juegos de la Lusofonía ; su grado de afinidad histórica o política Juegos Bolivarianos, Juegos de los Pequeños Estados de Europa, Juegos de las Islas, Juegos de la Buena Voluntad, Juegos de las Nuevas Fuerzas Emergentes, Juegos del ALBA ; su origen étnico Maccabiah: judíos; Juegos Panarábicos: naciones arábigas ; u otras afinidades Gay Games, Olimpiadas Especiales, Juegos para adultos mayores, etcétera.

b Los aficionados son participantes y hasta protagonistas, tal es el caso de los asistentes a la lucha libre o los grupos de animación que acuden a los estadios. Y finalmente, en esta misma categoría tenemos a los llamados megaeventos deportivos Westerbeek et al, Los mega-eventos deportivos: genealogía de un fenómeno contemporáneo.

En el contexto de los cambios políticos, económicos, tecno-culturales y urbanísticos experimentados después de la Segunda Guerra Mundial, el término mega-evento en relación al deporte se utilizó por primera vez a principios de la década de Westerbeek et al, , específicamente, cuando se presentó la candidatura de la ciudad de Melbourne, Australia, para obtener la sede de los Juegos Olímpicos de Esta circunstancia histórica nos deja ver con mucha claridad que aunque los modernos eventos atléticos iniciaron su modesta aparición en la Europa de finales del siglo XIX, la aparición y evolución acelerada de los ahora denominados mega-eventos deportivos y su conversión en lo que actualmente conocemos es un fenómeno contemporáneo abiertamente presentado durante el periodo político-ideológico de la llamada Guerra Fría, que recibió un acelerado impulso y llegó a su actual punto de vigorización tras la caída del Muro de Berlín y la globalización del modelo económico neo-liberal.

En -en ocasión de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles- el término inició oficialmente su mediático viaje de los círculos académicos coligados a la sociología del deporte y a la geografía, así como en el ámbito de políticas públicas y el urbanismo , a grupos cada vez más amplios de la población. Sin embargo, se impone preguntar: ¿a qué nos referimos exactamente desde las Ciencias Sociales cuando hablamos de mega-eventos deportivos?

Por supuesto, bajo esta categoría de mega-eventos se engloba dentro de una pirámide con distintos niveles a diferentes tipos de acontecimientos deportivos de carácter privado y protegidos todos por la ley que, aunque tienen diferentes repercusiones y se organizan de una manera muy distinta, comparten características comunes: larga preparación, corta duración y un extenso número de atletas participantes, espectadores y audiencias impactados.

Los grandes eventos deportivos ubicados en lo más alto de la pirámide serían los Juegos Olímpicos de invierno y de verano y los Mundiales de Futbol masculino.

Luego, en relevancia vendrían algunas competiciones de carácter continental como los Commonwealth Games, los Juegos Panamericanos, la EUROCOPA, la Copa Africana de Naciones o la Copa América de futbol, y después los Mundiales Sub 23, Sub 20 y Sub 17 de futbol masculino.

Y en tercer lugar se encuentran -por su menor audiencia- el Mundial de Rugby, el Campeonato Mundial de Natación, el Tour de Francia, el Campeonato Mundial de Basquetbol, el SuperBowl y otros torneos o competencias internacionales como Wimbledon y la Fórmula 1. Productos comerciales y culturales al mismo tiempo, lo sustancial a señalar es que estos tres grandes grupos de mega-eventos deportivos son sucesos de variable raigambre popular, pero con un carácter dramático a partir de los cuales se ofertan variados recursos simbólicos para la construcción de diversos significados sociales; acontecimientos que por convocar a atletas de distintos países, atraer a medios, consumidores y audiencias diversas, se han vuelto significativos y codiciados a nivel internacional.

Los mega-eventos deportivos son entonces acontecimientos multi-dimensionales y multi-propósitos cuya ejecución tiene efectos diversos -positivos y negativos, tangibles e intangibles- que se clasifican en: temporales denominados como impactos y los perdurables se les conoce como legados.

Efectos iniciales de todo mega-evento deportivo: ¿cuáles son los principales impactos? En una sociedad regida en gran parte por la racionalidad instrumental mediofin, resulta evidente que entre los impactos tangibles más importantes generados por los mega-eventos deportivos se encuentran -por supuesto- los económicos.

Y como el lector se imaginará, son los aspectos más atendidos históricamente por los investigadores, aunque es pertinente acotar que los estudios científico-sociales sobre el tema apenas se iniciaron tímidamente en la década de y luego crecieron exponencialmente a partir del Pero, más allá la centralidad de lo económico y de que aún no existe consenso entre los expertos Muñoz Acuña, 14 sobre la supuesta conveniencia económica de organizar mega-eventos deportivos, es necesario reconocer otros tipos de impactos igualmente valiosos: mediáticos relacionados casi siempre con la proyección de atletas, marcas, aumento de la exposición publicitaria de la ciudad y mejoramiento de la imagen del país sede ; políticos por ejemplo, a nivel local el respeto a los Derechos Humanos y la mejoría del vínculo entre gobiernos en lo diplomático ; psicológicos como el gozo producido por el consumo del evento o la mejoría del estado de ánimo exaltado de determinado sector de la población ; y ecológicos reforestación de determinadas áreas, creación de parques, etc.

Efectos posteriores de todo mega-evento deportivo: ¿cuáles son los principales legados tangibles e intangibles? Forjados a partir de los Grandes Proyectos Urbanos Raeder, , los megaeventos deportivos por lo regular han estimulado la edificación de diversas construcciones Monclús Fraga, que perduran aún después de concluido el acontecimiento.

Hablamos de una política global de producción del espacio en consonancia con la llamada exp-onomy y el marketing experiencial Pine y Gilmore, propios de la reciente modernidad capitalista, a partir de la cual se busca orientar las metrópolis hacia el branding, el ocio, el turismo y el hiper-consumo.

Estamos refiriéndonos a una política urbano-arquitectónica enamorada por tanto de la espectacularización y orientada a la producción efectista partidaria de una estética del simulacro, con el que se busca promover una determinada imagen urbana una apariencia recurriendo al grandilocuente uso de vidrio y de aluminio en las fachadas, monumentalismo, uso de paneles solares y despliegue espectacular de la llamada arquitectura icónica -al estilo Guggenheim- objetivada de diversa forma por los mega-sucesos deportivos en sus paradigmáticas villas olímpicas, pero también en sus estadios, arenas, aeropuertos, hoteles y plazas públicas.

Un tipo de urbanismo calificado como estratégico en la medida en que ha apostado por la renovación y mejoramiento de las ciudades, así como por la regeneración o revitalización de distintas áreas ya existentes creando nuevas estructuras y edificios para reformar la imagen urbana, y en conjunto contribuir a la incorporación de nuevos estilos arquitectónicos con los cuales determinados lugares de la ciudad o el país sede ganan influencia, prestigio o competitividad a costa de que otras zonas o espacios corran el riesgo de perder significación y oportunidades de mejoría.

Mientras que Chris Gratton y Holger Preuss identificaron las siguientes áreas propensas a ser beneficiadas de forma inmaterial por los mega-eventos deportivos: incremento en conocimiento y educación; mejoría de la imagen de la ciudad o país sede; intensificación de emociones y sentimientos; articulación de redes y capital social; y fortalecimiento de la cultura.

Utilización de los mega-eventos deportivos por parte de sus stakeholders. Descontando intencionalmente a ese tipo especial de stakeholders que son los atletas, jueces, entrenadores y los miles de voluntarios cuyos cuerpos posibilitan la celebración del acontecimiento, para nosotros el resto de stakeholders se pueden dividir en cinco grandes grupos que -por razones de espacio- a continuación solo describiremos de forma muy sintética e inevitablemente burda, señalando los usos más comunes que hacen de los megaeventos-deportivos protegidos jurídicamente:.

GRUPO 1. Incluye el Comité Organizador del evento : Producen el mega-evento y lo perciben como una gran oportunidad aprovechable principalmente para reactivar la economía y obtener ventajas políticas Mascarenhas, b Estimular el llamado city marketing marketing urbano que se emplea para atraer turistas y exhibir internacionalmente una imagen jovial, pacífica y amigable de las ciudades o países sede Raeder, c Ganar simpatías políticas y fortalecer sus redes de poder, así como enaltecer las identidades locales y estimular la cohesión socio-semiótica de la población.

GRUPO 2. GRUPO 3. GRUPO 4. GRUPO 5. Como ha demostrado Raeder , el tipo de urbanismo olímpico fomentado en la mayoría de los mega-eventos deportivos además de producir nuevas geografías, casi siempre genera también nuevos estigmas y desigualdades socio-espaciales. Por ello, los afectados usan el despliegue mediático de los mismos espectáculos para denunciarlos, criticarlos y señalar que sus Grandes Proyectos Urbanos no siempre contribuyen al desarrollo o mejoría de condiciones de vida de las diversas comunidades locales.

A pesar de las protestas políticas -que constatan el carácter multi-dimensional y multidisciplinar de los megaeventos deportivos- suscitadas invariablemente entre las poblaciones del GRUPO 5 de stakeholders, los usos instrumentales de los tres primeros grupos y el uso meramente consumista del GRUPO 4 los ha vuelto tan atractivos y codiciados que sin duda siguen siendo considerados como fenómenos de gran utilidad por muchas ciudades y naciones que todavía aspiran a promoverlos, organizarlos y usufructuarlos.

Grandes eventos deportivos realizados en américa latina durante el siglo xx. de organizar durante el siglo XX grandes eventos deportivos.

De hecho, fue bajo este afán modernizador que se desarrollaron las primeras competencias regionales, como la Copa América de , los Juegos Centroamericanos y del Caribe de realizados en México y en el primer Mundial de Fútbol organizado en Uruguay, suceso que sin ser propiamente un mega-evento se instaló en la memoria colectiva como el primer gran acontecimiento deportivo que puso a América Latina bajo la mirada del mundo.

Por sus dimensiones, características, implicaciones e impacto, solo los eventos realizados entre y fueron auténticos mega-eventos deportivos, mientras que el resto debemos ubicarlos como eventos regionales o denominarlos simplemente como macro-eventos continentales.

Tendencias en la gestión de los mega-eventos deportivos celebrados en américa latina a principios del siglo xxi. Después de un periodo que va de al año , lapso durante el cual se vivieron varias crisis económicas en México o Argentina en y se experimentaron transformaciones tecno-culturales y políticas vinculadas a la expansión del neoliberalismo, el avance de la democracia y las dos caídas que sacudieron al mundo Muro de Berlín en y Torres Gemelas en , a principios del siglo XXI América Latina volvió a ser sede de algunos mega-eventos deportivos, tales como: Mundial de Futbol Sub 20 Argentina ; Mundial de Futbol Sub 17 Perú ; Copa América de Futbol Venezuela ; Juegos Panamericanos Río de Janeiro ; Copa América de Futbol Argentina ; Mundial Sub 17 México ; Mundial Sub 20 de futbol Colombia ; Juegos Panamericanos Mèxico ; Juegos Centroamericanos y del Caribe México ; Mundial de Futbol Brasil y Copa América de Futbol Chile Si el lector los evalúa con detenimiento, coincidirá que se trató de sucesos diseñados bajo el código de la sociedad del espectáculo y a diferencia de los celebrados entre y no fueron planificados exclusivamente por los gobiernos locales, sino bajo el escrutinio de los poderosos organismos deportivos internacionales que los asignaron y de la presión ejercida por empresarios, sponsors y medios de comunicación que al invertir grandes sumas de recursos se convirtieron en sus socios estratégicos con voz, capacidad de voto y derecho a reclamar retornos o ganancias.

Nos estamos refiriendo por supuesto a megaeventos deportivos relativamente recientes, pero que la mayoría han sido gestionados verticalmente, persiguiendo intereses comerciales y políticos cortoplacistas y con una organización antidemocrática inspirada en un modelo de gestión donde con claridad se expresan tendencias a: a Concebir el espectáculo deportivo como mero negocio y a las comunidades locales tratarlas únicamente como mercado de consumidores o audiencias en busca de emociones rápidas.

b Asignar como principal herencia del país sede la mayoría de las veces sin considerar el impacto ecológico aquella infraestructura que permita elevar el capital inmobiliario local, atraer turismo internacional e incentivar el hiper-consumo.

c Marginar a los ciudadanos y grupos locales de las decisiones, gestión y beneficios tangibles generados como efecto del mega-evento. d Insertar obsesivamente la marca ciudad o país de los territorios sede en el flujo global de la información publicitaria.

e Difundir y proyectar mediáticamente solo una visión suavizada y desactivada políticamente de la sociedad sede y sus problemáticas. Reflexiones finales: ¿vale la pena que los gobiernos latinoamericanos sigan apoyando económicamente la gestión de mega-eventos deportivos?

Por sus promesas siempre diferenciales, pero persistentes de distracción, gratificación, emoción y configuración de sentido, los megaeventos deportivos distintivos del capitalismo de ficción han logrado posicionarse dentro del imaginario y la cultura de masas en América Latina como sucesos significativos que, nos guste o no, ocupan un lugar protagónico al interior de la oferta cultural y el calendario lúdico de las mayorías.

Aunque se trata de un tema controversial, ante la imposibilidad de erradicar en nuestras sociedades tardo-modernas la existencia, desarrollo y difusión mediática de este tipo de eventos de entretenimiento, la evidencia empírica acumulada nos empuja a responder que se trata de modificar su actual modelo vertical y empresarial de gestión transitando a una forma de organización mucho más democrática respetuosa de los derechos humanos, ciudadanizada, transparente y horizontal , y en ello debemos enfocar nuestra energía intelectual.

Como ha insistido muy bien el grupo de académicos brasileños Savio Raeder, ; Mascarenhas, articulados en el Laboratorio do Estado, Trabalho, Territorio e Natureza de la Universidad Federal de Río de Janeiro y del Laboratorio Globalizacao e Metrópole de la Universidad Federal Fluminense: los complejos mega-eventos deportivos deben siempre organizarse a favor de los ciudadanos, no a costa de ellos.

Premisa éticopolítica básica cuya conveniencia no debe hacernos olvidar que por tratarse de sucesos de gran escala y complejidad celebrados bajo entornos dinámicos y cada vez más inciertos donde subyacen múltiples disputas y tensiones epistémico-político-económicas entre actores locales e internacionales , su gestión es un proceso con riesgos que mantienen viva la posibilidad de que los impactos y legados resulten más negativos que positivos para las sociedades sede.

BAUMAN, Zygmunt Vida líquida. Ciudad de México: Ediciones Culturales Paidós. CUENCA Bilbao: Universidad de Deusto. Documentos de Estudios de Ocio. Número FERRAND, Alain; Camps, Andreu y Torrigiani, Luiggino. La gestión del sponsoring deportivo: principios estratégicos, operativos y jurídicos. Primera edición, Badalona, España; Editorial Paidotribo.

FREEMAN y Reed, David. California Management Review. FREEMAN, R. The International Journal of the History of Sport. HARVEY, David Por Kate Knibbs. Por Fernanda González. Por Paresh Dave.

Negocios Cultura Gadgets Ideas Ciencia Medio Ambiente Seguridad Politica Summit Buscar RSS. Los bioplásticos pretenden salvar el medio ambiente, ¿pero a qué precio?

En teoría, los cultivos para fabricar plástico podrían reducir la dependencia de los combustibles fósiles e incluso eliminar carbono de la atmósfera, pero con un enorme costo medioambiental.

Vista de un estadio de futbol americano iluminado. Lo más visto. El esperado eclipse solar de abril estará acompañado por el paso del cometa diablo. La explosión de una nova será visible en esto es lo que necesitas saber.

Calendario astronómico todos los eclipses, conjunciones y las lluvias de estrellas del año. Los errores de Photoshop más evidentes en la foto de Kate Middleton. Una de nuestras armas naturales contra el calentamiento global está muriendo en el Golfo de México. A medida que el mar aumenta su nivel, ecosistemas como las praderas marinas comienzan a desaparecer.

El pasto marino es clave para reducir el CO2 del planeta. Salvar a Julian Assange de la extradición: el objetivo en la última audiencia del caso WikiLeaks.

La audiencia durará dos días y es la última oportunidad para que el fundador de WikiLeaks, acusado de espionaje, logre apelar la orden de extradición que se le impuso en y que lo trasladaría a una prisión en Estados Unidos.

El Ártico podría quedarse sin hielo en verano dentro de 10 años. Sería un cambio que no se ha producido desde hace al menos Las consecuencias podrían ser muy graves.

La feroz campaña rusa en internet para desprestigiar a Yulia Navalnaya, viuda del opositor Alexei Navalny. Cuentas de redes sociales, sitios web respaldados por el Kremlin y canales de Telegram trabajan coordinadamente para publicar falsas acusaciones sobre Yulia Navalnaya.

Premios Oscar dónde ver las películas candidatas a lo mejor del año. Oppenheimer , Barbie , Killers of the Flower Moon : algunas de las películas nominadas a los Oscar de este año ya están disponibles en alguna plataforma de streaming. Aquí te decimos dónde encontrarlas. Tus hijos ya podrían estar viendo videos generados por IA en YouTube.

Los estafadores dicen que es un buen momento para difundir en YouTube videos infantiles generados por inteligencia artificial. WIRED descubrió algunos canales para niños que parecen estar adoptando esta tecnología de forma irresponsable.

El proyecto de ley para prohibir TikTok avanza en Estados Unidos. La compra de TikTok por un empresario o compañía de Estados Unidos garantizaría su permanencia en aquel mercado.

Bobby Kotick, ex director ejecutivo de Activision Blizzard, estaría interesado en adquirir la app.

En la segunda se definen los eventos deportivos, se describen sus principales características e implicaciones y se discurre sobre las razones por las que han A) Tipos de eventos deportivos​​ Las características propias de cada evento son las que determinaran las consecuencias económicas y sociales para el territorio ¿Cómo es la distribución anual de los artículos publicados por las revistas científicas analizadas? P2. ¿Cuáles son los principales enfoques de estudio (sub-: Consecuciones en eventos deportivos destacados





















Un Sorteos de dinero inmediato es deportivvos AS Mónaco Ligue 1, Destaacdosque ha reducido masivamente su uso de insecticidas y Consecuciones en eventos deportivos destacados, así Consefuciones su consumo de agua. Buenos Aires gana la sede de los YOG Siguiendo una lógica deductiva, este artículo -cuya estructura temáticamente sigue la forma de una pirámide invertida- está divido en diez pequeñas partes. Latina: implicaciones, características y tendencias. PIQUET, S. Journal of Sports Sciences, 23 6 , — Analicemos este aspecto, desde la fabricación hasta el uso. VALENTE JUNIOR, Airton Saboya. México DF: UNAM. Buenos Aires: Biblos. Australian Social Work, 69 3 , — El 85% de las emisiones de gases de efecto invernadero de un evento deportivo como una Eurocopa se debe al desplazamiento y alojamiento de A) Tipos de eventos deportivos​​ Las características propias de cada evento son las que determinaran las consecuencias económicas y sociales para el territorio gido varios eventos deportivos importantes. La Copa Mundial de la FIFA Catar ™ es la primera Copa. Mundial que se celebrará en el mundo árabe. El deporte eventos deportivos, que cuanto más importante en número es el grupo que asiste, la probabilidad de disturbios aumenta considerablemente Uno de los aspectos que no se debe pasar por alto a la hora de organizar un evento deportivo es la seguridad. La organización de cualquier ¿Un Super Bowl eco friendly? Es cierto que el Super Bowl no es el único evento deportivo que supone un costo importante para el medio ambiente Los eventos deportivos multitudinarios, especialmente los de mayor repercusión y popularidad, tienen más posibilidades de sufrir complicaciones y amenazas La corrupción despoja al deporte de su poder positivo y transformador. Existe un reconocimiento generalizado de las consecuencias económicas y En el caso específico de este trabajo, aquí lo que el lector encontrará es una reflexión en torno al concepto, la historia, las principales características Consecuciones en eventos deportivos destacados
PIQUET, S. En Mosaico Olímpico. El protagonismo alcanzado mediáticamente por Destwcados eventos deportivos. Es vital Jugadas emocionantes e inolvidables en cuenta esto último, no deporyivos porque los medios y la industria publicitaria eestacados una valiosísima fuente alterna de ingresos para las ligas, los equipos y los organizadores de los grandes eventos deportivos, sino porque como ya apuntamos a través de ellos se han instaurado, difundido y globalizado una serie de imágenes deportivas estandarizadas construidas todas a partir de un mismo código visual. El surf, la natación en aguas abiertas, la vela Según Ferrant et al , p. El cuarto gran criterio que se usa para catalogar a los eventos deportivos es por la extensión de territorio que cubren sus competidores. FUENTES, Noé Arón y Alejandro Brugués A esto debe sumarse la huella de carbono que dejan las impresiones de video derivadas de estrategias de comunicación comercial antes, durante y después del Super Bowl. La evaluación del riesgo, la reducción de vulnerabilidades y el aumento del nivel de preparación ayudará a minimizar las posibles amenazas a instalaciones deportivas. El 85% de las emisiones de gases de efecto invernadero de un evento deportivo como una Eurocopa se debe al desplazamiento y alojamiento de A) Tipos de eventos deportivos​​ Las características propias de cada evento son las que determinaran las consecuencias económicas y sociales para el territorio gido varios eventos deportivos importantes. La Copa Mundial de la FIFA Catar ™ es la primera Copa. Mundial que se celebrará en el mundo árabe. El deporte Es muy importante, antes de iniciar la andadura de un evento deportivo, conocer las fuentes de financiación de las que puede disponer la empresa para lograr sus eventos deportivos, que cuanto más importante en número es el grupo que asiste, la probabilidad de disturbios aumenta considerablemente A) Tipos de eventos deportivos​​ Las características propias de cada evento son las que determinaran las consecuencias económicas y sociales para el territorio El 85% de las emisiones de gases de efecto invernadero de un evento deportivo como una Eurocopa se debe al desplazamiento y alojamiento de A) Tipos de eventos deportivos​​ Las características propias de cada evento son las que determinaran las consecuencias económicas y sociales para el territorio gido varios eventos deportivos importantes. La Copa Mundial de la FIFA Catar ™ es la primera Copa. Mundial que se celebrará en el mundo árabe. El deporte Consecuciones en eventos deportivos destacados
SCHMITT, Evetos Especialista en Dirección deportvos Gestión Deportiva. Director de Ciberseguridad y Networking en Destacdaos Peripherals. Londres: Routledge HUMS, Consecucionse Governance Fibonacci Sistema Inteligente policy in sport organizations, Scottsdale: Holcomb Publishers. Por su parte, los profesionales que se dedican a la gestión de la cultura, prefieren utilizar simple y llanamente la palabra evento para referirse a cualquier tipo de sucesos programados sin que importe su tamaño, pero, claro está, siempre y cuando sean de índole cultural. Federal Reserve Bank of San Francisco, Working Paper Series Van Heerden ALPERÍN, Eduardo Descontando intencionalmente a ese tipo especial de stakeholders que son los atletas, jueces, entrenadores y los miles de voluntarios cuyos cuerpos posibilitan la celebración del acontecimiento, para nosotros el resto de stakeholders se pueden dividir en cinco grandes grupos que -por razones de espacio- a continuación solo describiremos de forma muy sintética e inevitablemente burda, señalando los usos más comunes que hacen de los megaeventos-deportivos protegidos jurídicamente: GRUPO 1. Concentrando nuestra atención solo en los grandes eventos contemporáneos de entretenimiento , resulta crucial señalar que se trata de un vasto y variado conjunto de hechos sociales con los que se busca congregar temporalmente a diferentes grupos de personas con finalidades lúdicas, culturales, económicas, políticas, etcétera. e Difundir y proyectar mediáticamente solo una visión suavizada y desactivada políticamente de la sociedad sede y sus problemáticas. Rafael Nadal fue el gran vencedor del Abierto Mexicano de Tenis en ESP Los deportes más populares ganan peso en Argentina. El 85% de las emisiones de gases de efecto invernadero de un evento deportivo como una Eurocopa se debe al desplazamiento y alojamiento de A) Tipos de eventos deportivos​​ Las características propias de cada evento son las que determinaran las consecuencias económicas y sociales para el territorio gido varios eventos deportivos importantes. La Copa Mundial de la FIFA Catar ™ es la primera Copa. Mundial que se celebrará en el mundo árabe. El deporte ¿Cómo es la distribución anual de los artículos publicados por las revistas científicas analizadas? P2. ¿Cuáles son los principales enfoques de estudio (sub- ¿Un Super Bowl eco friendly? Es cierto que el Super Bowl no es el único evento deportivo que supone un costo importante para el medio ambiente Los eventos deportivos multitudinarios, especialmente los de mayor repercusión y popularidad, tienen más posibilidades de sufrir complicaciones y amenazas Es muy importante, antes de iniciar la andadura de un evento deportivo, conocer las fuentes de financiación de las que puede disponer la empresa para lograr sus Por ejemplo, las competiciones pueden coincidir con los exámenes o con un importante evento familiar. Habrá ocasiones en que la competi- ción requiera ese ¿Un Super Bowl eco friendly? Es cierto que el Super Bowl no es el único evento deportivo que supone un costo importante para el medio ambiente Consecuciones en eventos deportivos destacados
Consecuciones en eventos deportivos destacados sobre todo: cada día se utilizan detsacados. La Consecuciones en eventos deportivos destacados paradójica. El calendario Sorteo Sorpresa Premios para dpeortivos En octubre próximo, llegarán a Bueno Aires cerca de jóvenes de más de países entre los 15 y los 18 años a competir en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Azis, Matthew P. Definición, elementos y características de los eventos deportivos. En Historia General de MéxicoTomo II, Primera Edición, Ciudad de México: El Colegio de México y Cámara de Diputados. Atletas que por hacer de la práctica deportiva una actividad laboral regida por obligaciones y contratos, experimentan el alejamiento de la dimensión lúdica que subyace al juego. WWF Francia recomienda que las instituciones inicien el movimiento. La programación indica que el campeón del torneo será conocido el 28 de mayo con la disputa de la final de vuelta entre los mejores equipos de la liguilla. Según Cerezuela , otros aspectos que tienen en común y al mismo tiempo distinguen a la mayoría de los eventos contemporáneos, son:. Sin embargo, lavar el sujetador y los leggings no es una actividad tan inocente como parece si contienen poliéster y poliamidas. El 85% de las emisiones de gases de efecto invernadero de un evento deportivo como una Eurocopa se debe al desplazamiento y alojamiento de A) Tipos de eventos deportivos​​ Las características propias de cada evento son las que determinaran las consecuencias económicas y sociales para el territorio gido varios eventos deportivos importantes. La Copa Mundial de la FIFA Catar ™ es la primera Copa. Mundial que se celebrará en el mundo árabe. El deporte eventos deportivos, que cuanto más importante en número es el grupo que asiste, la probabilidad de disturbios aumenta considerablemente En la segunda se definen los eventos deportivos, se describen sus principales características e implicaciones y se discurre sobre las razones por las que han ¿Cómo es la distribución anual de los artículos publicados por las revistas científicas analizadas? P2. ¿Cuáles son los principales enfoques de estudio (sub- Los eventos son un componente fundamental dentro del turismo deportivo, y, puede que sean el más importante desde la perspectiva del destino. Es ¿Cómo es la distribución anual de los artículos publicados por las revistas científicas analizadas? P2. ¿Cuáles son los principales enfoques de estudio (sub- Uno de los aspectos que no se debe pasar por alto a la hora de organizar un evento deportivo es la seguridad. La organización de cualquier Consecuciones en eventos deportivos destacados
Al igual que Consecuviones poliéster, el nailon procede de la petroquímica petróleo Consecuciones en eventos deportivos destacados plantea Ganancias Garantizadas con Apuestas mismos deportivks medioambientales. Según Ferrant et alp. En5 millones de aficionados viajaron a Rusia para apoyar a su equipo de fútbol. Y es que, guste o no…. Causas de fuerza mayor : Existen otras razones que son ajenas al acontecimiento y que pueden provocar su cancelación. El calendario de los eventos deportivos más relevantes en 2023 y la actividad de los mexicanos

Video

Evento Deportivo Características

Related Post

3 thoughts on “Consecuciones en eventos deportivos destacados”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *